X
blog purificadoragua destacada 1 | Adiós garrafones: el purificador de agua que tu familia necesita

Adiós garrafones: el purificador de agua que tu familia necesita

Los desafíos del futuro requieren soluciones que no tienen que ser complicadas. La tecnología que vale la pena es la que nos hace la vida más fácil y esa es justamente la especialidad de Avera. Con eso en mente, hoy hablaremos de un producto que resuelve al mismo tiempo retos económicos, logísticos y ecológicos: el purificador de agua casero.

¿Qué es un filtro de agua?

El agua es algo esencial para la vida en nuestro planeta, y una de las cosas más preciadas para los humanos. Consumir agua tiene una infinidad de beneficios para nuestra salud y bienestar, pero estos se ven comprometidos cuando a través del agua también consumimos bacterias, virus y sustancias contaminantes.

Un filtro de agua es un dispositivo de fácil instalación que puedes tener en casa para purificar el agua que sale del grifo. Existen diferentes tipos de filtros, pero la función principal de todos es eliminar los agentes contaminantes presentes en el agua para que tengas la certeza de que estás tomando agua pura.

¿Por qué deberías tener un filtro de agua?

El agua potable que sale del grifo tiene diferentes grados de contaminación, incluso en países en donde se presta especial cuidado a los procesos de limpieza y purificación. En la mayoría de los casos el agua para consumo humano incluye cloro u otros químicos, bacterias, microorganismos y hasta materia orgánica. Incluso si pensamos que el agua ha sido filtrada profundamente antes de llegar a nuestra casa, durante su recorrido por las tuberías arrastra partículas sólidas y metales pesados.

Los purificadores de agua, a través de distintos procesos te permitirán eliminar cada uno de los agentes contaminantes para que puedas consumir un agua hasta 99,99% más pura y con mejor sabor. Dependiendo del tipo de filtro, el proceso de purificado incluirá tecnologías de carbón activo, ósmosis inversa, intercambio iónico, luz ultravioleta, entre otros.

Los filtros de agua son una excelente alternativa al agua embotellada y te permiten tener agua limpia no solo para su consumo, sino también para la preparación de alimentos y para la higiene personal.

¿Por qué deberías comenzar a tomar agua purificada? 

Consumir agua purificada tiene una gran cantidad de beneficios a corto y largo plazo, y los sistemas de purificación de agua te permiten disfrutarlos todos. Estos son algunos de los beneficios más relevantes:

Te mantendrás hidratado: Cuando el agua que consumes tiene impurezas, tu cuerpo no obtiene la hidratación suficiente porque tiene que realizar más procesos de eliminación de toxinas. Al purificar el agua estás aumentando la hidratación en tus órganos, lo que te hará sentir mejor, acelerar tu metabolismo y mantenerte saludable. Se ha confirmado que beber agua pura ayuda con la pérdida de peso, disminuye los dolores de cabeza y la migraña, favorece la digestión y evita los problemas renales a largo plazo.

Te verás mejor: Estar hidratado tiene importantes beneficios para la piel, los músculos, las articulaciones e incluso el cabello. Al tomar agua filtrada, todo tu cuerpo comenzará a sentirse y verse mejor; aumentará la elasticidad de la piel disminuyendo las arrugas, fortalecerás tus músculos, reducirás la caída del cabello y más.

Además de esto, gracias a los diferentes tipos de filtro que podemos tener en casa, se pueden instalar filtros en las duchas para que puedas bañarte con agua libre de cloro y otras sustancias contaminantes. Esto tendrá una repercusión casi inmediata en el aspecto de tu piel y cabello.  Disminuye el riesgo de enfermedades: El agua del grifo puede contener bacterias y virus que causan enfermedades digestivas, además de sedimentos y metales que a través de su consumo a largo plazo pueden causar anemia, piedras en los riñones otras enfermedades. Tomar agua limpia es sinónimo de gozar de buena salud.

Beneficios de tener un purificador de agua

Al tener tu propio sistema de purificación de agua en casa podrás gozar de estos beneficios:

Ahorras dinero y tiempo: Olvídate de comprar garrafones y todo lo que implica estar al pendiente de cuándo necesitarás más, pedirlos, dejar entrar desconocidos a tu casa y, sobre todo, pagar por agua embotellada.

Mejora el sabor del agua: En muchos casos el agua corriente sabe mal debido a las sustancias químicas que se incluyen durante el proceso de purificación, sin mencionar ese sabor metálico que trae por las tuberías. Los filtros, al eliminar todas estas sustancias te permiten beber un agua sin sabores extraños.

Puedes usar agua filtrada para todo: Al comprar agua embotellada y garrafones nos vemos limitados a solo usarla para beber. Con un purificador de agua tendrás la posibilidad de usar agua limpia para cocinar o para ducharte sin limitaciones.

Ahorras espacio y no te lastimas cargando garrafones:  El dispensador de agua de los nuevos dispositivos evita que tengas que cargar. No es necesario, tampoco, tener 20 litros en un contenedor enorme que sólo ocupa espacio en tu cocina. Con un tanque de 5 litros siempre tendrás agua disponible. Si tu purificador es Avera tendrá, además, un diseño elegante y neutro que armonizará con la decoración de tu casa.

Cuidas el planeta: La contaminación por desechos plásticos es uno de los problemas más grandes que enfrentamos. Por eso es más importante que nunca elegir productos de hogar y cocina sustentables.  Facilidad de instalación: La mayoría de los filtros de agua caseros son fáciles de instalar y se colocan directamente en el grifo. Su mantenimiento también es sencillo, dependiendo del tipo de filtro que elijas.

Tipos de sistemas de tratamiento de agua

Estos son los principales sistemas de filtración de agua y cómo funcionan:

Carbón Activado

También conocidos como filtros de carbono, utilizan carbón activado para absorber o retener micro partículas, elementos químicos, bacterias, materia orgánica y desechos sólidos grandes. Estos también pueden absorber mercurio, plomo y otros metales.  

Ósmosis Inversa

Funcionan de manera similar a los filtros de carbón activado, y en algunos caos estos dos métodos se encuentran combinados. A través de una membrana con micro poros, retienen las partículas sólidas de gran tamaño y absorben las más pequeñas junto con otros tipos de suciedad. Los filtros de osmosis inversa son muy comunes para su uso doméstico, pero es importante fijarse en el tipo y calidad de la membrana.

Cerámicos

En su interior incluyen una pieza de cerámica especial que retiene todo tipo de moléculas e impurezas en el agua; ofrecen la gran ventaja de que son duraderos, ya que pueden durar hasta 20 años con un buen mantenimiento. La desventaja es que este filtro no elimina compuestos químicos.  

Ozono

Estos utilizan la tecnología de filtración con ozono para eliminar todo tipo de microorganismos y contaminantes, a excepción de elementos químicos. El ozono es frecuentemente usado como un reemplazo al cloro en procesos de filtrado a gran escala.

Luz Ultravioleta

Funcionan con rayos de luz UV que intervienen en el flujo del agua desde diferentes puntos para así eliminar microorganismos, bacterias y virus. La desventaja de estos filtros es que lo eliminan partículas más grandes ni elementos sólidos, por lo que no son muy recomendados para usar en casa.

Filtros de agua para beber en casa. ¿Cuál elegir?

Hay muchos tipos de filtros caseros de agua para beber en casa que utilizan las tecnologías que recién mencionamos.  En Avera los estudiamos y descubrimos que los más prácticos y efectivos son los que se basan en un filtro de carbón activado que se combina con otras tecnologías. Nos parecieron la solución más razonable porque cuestan menos, son fáciles de usar y son muy duraderos. Así que no nos extenderemos en este punto. La respuesta, predeciblemente, es: elige un filtro de agua Avera con filtro de carbón activado.

¿Cómo funciona el purificador de agua Avera?

Nuestro filtro de agua funciona mediante un proceso sumamente sencillo conformado por 3 partes:

·         En primer lugar, un filtro de microesponja elimina sedimentos y residuos de hasta 1 micra.

·         Luego un filtro de carbón activado, reforzado con minerales, elimina olores, sabores, residuos químicos orgánicos y bacterias.

·         Finalmente, las piedras de plata, previenen la formación de bacterias mientras otros minerales liberan oxígeno y regulan el pH del agua.  

Así de fácil, tu agua ha sido purificada y mineralizada en casa. Como toque final, añadimos a nuestro purificador una llave magnética que la vuelve alcalina al atraer los minerales hacia el grifo cada que lo actives, lo cual mejorará también la absorción de nutrientes de tu cuerpo.

Nuestro filtro de agua tiene una capacidad de 5 litros, no requiere de ningún tipo de instalación y es sumamente fácil de usar. Para mantener la calidad de tu agua, deberás cambiar el filtro cada 6 meses. Comienza a tomar agua purificada y obtén todos los beneficios para tu salud y la de tu familia.

Carrito de compra
Scroll to Top