X
blog campana destacada | ¿Cómo elegir una campana de cocina?: tipos, funcionamiento y mantenimiento

¿Cómo elegir una campana de cocina?: tipos, funcionamiento y mantenimiento

La cocina es un área del hogar donde necesitamos de diferentes electrodomésticos. Uno de los más populares, y que toda cocina debe tener, es la campana de cocina o campana extractora. Este es un equipo esencial que te ayuda a mantener el aire y tu cocina limpia, desinfectada y saludable. Existen varios modelos de campanas, y cada modelo tiene un funcionamiento distinto. 

Como en Avera queremos hacerte la vida más simple, te compartimos qué es una campana, cuáles son los tipos de campana de cocina que existen y cómo funcionan, cómo hacer un mantenimiento adecuado, y cómo elegir el equipo correcto. De esta forma podrás decidir cuál se adapta mejor a tus necesidades y requerimientos, y harás la inversión perfecta. 

¿Qué es una campana de cocina y cómo funciona?

En líneas generales, la campana de cocina es un electrodoméstico muy útil y necesario que se encuentra en la parte superior de la estufa o parrilla. Estas se encargan de absorber y limpiar el aire que se encuentra en la habitación a través de distintos filtros. De esta forma, la cocina queda libre de humo para que sea más saludable y cómodo cocinar. 

Entre sus ventajas podemos mencionar que nos ayudan a mantener el aire más saludable y libre de gases de combustión que puedan ser contaminantes. También nos permite tener el aire libre de grasa, lo cual nos ayuda con el mantenimiento y limpieza de nuestra cocina por más tiempo. Cocinar se vuelve más cómodo porque no sentimos calor, y además, evitamos que los olores intensos se queden atrapados en otras áreas de nuestro hogar. 

Tipos de campana de cocina

Como mencionamos, en el mercado puedes encontrar diversos tipos de campana, lo cual puede hacer que nuestra decisión se complique. Sin embargo, aunque parece que existen muchos modelos, cada uno con un estilo distinto, podemos categorizar las campanas en dos grupos dependiendo de la función: de extracción y de recirculación. Veamos cada uno en detalle y cómo funciona. 

Campana extractora

Las campanas extractoras eran las más comunes hace unos años y todavía tienen gran presencia en las cocinas modernas. Se volvieron muy populares por su eficiencia, ya que su trabajo es extraer el aire de la habitación y sacarlo al exterior por completo a través de un tubo. 

La campana extractora tiene un funcionamiento muy simple. Básicamente, absorbe el aire de la habitación, y al mismo tiempo, absorbe el vapor, los gases, humo, los olores, y la grasa en suspensión. Esto atraviesa un filtro metálico antigrasa integrado (que se puede desinstalar y lavar en el lavavajillas) y expulsa el resto al exterior de la casa a través de una salida de humos. 

En términos de eficiencia, este tipo de campana es excelente ya que logran eliminar cualquier partícula que se encuentre en el ambiente y lo expulsan por completo, llevando consigo hasta el calor que se produce al cocinar. Sin embargo, esto también pudiera representar una desventaja, ya que su instalación es más compleja. La campana extractora requiere de un conducto que se comunique con el exterior, lo que significa que hay que abrir un agujero en la pared o techo de nuestro hogar si no se tiene.

Campana de cocina por recirculación

La campana de cocina por recirculación es muy similar, pero la principal diferencia es que no extrae el aire al exterior, sino que lo recicla y lo devuelve a la cocina. Se ha vuelto muy común, y es hoy en día el tipo de campana que más se utiliza por su facilidad de instalación y mantenimiento. 

Esta campana de cocina absorbe el aire del ambiente, llevando consigo la grasa, vapor del aire, el humo, los gases, olores y demás. Luego, el aire atraviesa dos filtros. Primero, pasa por un filtro antigrasa, que puedes lavar en casa fácilmente; y segundo, por un filtro de carbón activo, que elimina los olores y purifica el aire antes de devolverlo a la habitación. 

En términos de eficiencia, no es tan capaz como el extractor, pero al utilizar un filtrado de carbón activo, es una excelente opción para las casas que no tienen la oportunidad o el deseo de romper una pared para colocar la salida de humo. Es por esto que últimamente este es el tipo de campana que muchos prefieren. 

¿Cómo hacer mantenimiento a la campana de cocina?

El mantenimiento es una parte esencial de estos equipos, ya que es importante limpiar los filtros de grasa e impureza para que no circulen nuevamente. Por suerte, los modelos actuales tienen fácil acceso a los filtros para desinstalarlos y limpiarlos. 

En caso de ser un filtro de fibra de fieltro, puedes lavarlos a mano cuidadosamente y retirar el polvo y la grasa que se encuentre en él. Si es un filtro metálico, puedes colocarlo en el lavavajillas, a menos que tenga mucha grasa pegada. De ser así, déjalo remojando previamente para facilitar el desprendimiento. En ambos casos, si ves que tu filtro está desgastado o dañado, puedes reemplazarlo. 

Los filtros de carbón activo no se lavan, sino que deben cambiarse una vez al año para que funcionen correctamente. De no ser así, la pieza no tendrá la capacidad de eliminar los olores e impurezas, y devolverán las partículas nuevamente al aire de la cocina. 

Otras recomendaciones para mantener en buen estado tu equipo es no utilizar la cocina por mucho tiempo con el equipo apagado, ya que se quedarán atascadas partículas y grasa. Además, es aconsejable utilizar la velocidad mínima para absorber el vapor del aire, y la velocidad máxima cuando se trata de grasa. Esto ayudará a la correcta extracción y funcionamiento del equipo. 

¿Cómo elegir la mejor campana de cocina para tu casa?

Antes de elegir cualquier campana es importante considerar algunos detalles previos. Principalmente, el motor del equipo y su capacidad, esto te dirá si tiene el potencial de absorber todo el aire necesario. Para saber, deberás tener las medidas de tu cocina y multiplicarlo por 12. Según fabricantes, una campana debe renovar el aire máximo unas 12 veces por hora. Entonces, por ejemplo, si tu cocina mide 30m3, sería: 30 m3 x 12 veces por hora = 360 m3/h.

Además, puedes verificar si es un motor blindado, ya que una protección extra te ayudará a proteger el motor del polvo, grasa y suciedad que pueda entrar. Hay blindados metálicos y plásticos, lo ideal sería el metálico ya que es de larga duración. 

Luego recomendamos considerar el tamaño de la campana. El diseño de la campana puede modificar el tamaño, pero en general, lo ideal sería tener una campana un poco más ancha que la estufa, ya que de esta forma logrará captar cualquier vapor y humo que salga de esta. También hay que medir el área disponible en tu hogar y confirmar que el modelo se ajusta a ese tamaño. 

El consumo es otro factor importante. Aunque la mayoría de las campanas modernas consumen muy poco, es importante saber cuánto consumen en su máxima velocidad. Esto te dará una idea de cuánto deberás pagar por su uso constante. 

Por último, el ruido. Las campanas antiguas eran muy ruidosas. Ahora, con la tecnología, este factor se ha modificado y la mayoría de las campanas son relativamente silenciosas. Incluso, algunas incluyen amortiguación para reducir el impacto. Si deseas algo silencioso, es posible conseguir algunas que no pasen de 60 decibelios. 

blog campana contenido | ¿Cómo elegir una campana de cocina?: tipos, funcionamiento y mantenimiento

Campanas de cocina Avera

En Avera, como siempre te ofrecemos lo mejor para tu hogar, incluimos en nuestro catálogo varios modelos de campanas de extracción y con distintos estilos para que elijas la que mejor se adapte a tu cocina. Contamos con campanas capaces de funcionar con ambas modalidades, extracción y purificación de aire. De esta forma, tendrás todas las opciones posibles en tan solo un equipo. Todos nuestras campanas cuentan con certificación y están hechas con materiales resistentes y duraderos. Puedes tener más detalles de nuestras campanas de cocina a través de este enlace.

Carrito de compra
Scroll to Top