X
destacada 2 | ¿Cómo funciona un filtro de agua?

¿Cómo funciona un filtro de agua?

La calidad del agua que bebemos es un tema altamente relevante en el mundo actual. Es el líquido esencial por el cual se produce y mantiene la vida, y no solo ocupa la mayoría del espacio en nuestro planeta, sino que además representa casi el 80% de nuestro cuerpo. Hablar sobre la calidad del agua, por ende, es hablar sobre nuestra salud y nuestro estado de bienestar. Pero, ¿por qué es importante? ¿Acaso el agua de la ciudad no es lo suficientemente pura para mantener nuestra salud?

En Avera nos preocupamos por tu bienestar, y queremos ofrecer los mejores productos para que tu vida sea mejor y más sencilla. Es por eso que en este artículo te explicaremos la importancia del agua pura, por qué tener un filtro de agua, y cómo funciona. De esta forma, podrás elegir el filtro que mejor se adapte a tus necesidades y hacer la inversión correcta. 

¿Agua de grifo Vs. Agua pura?

En los últimos años, la producción, difusión y discusión de los purificadores de agua se ha intensificado; y esto proviene de una desconfianza general respecto al agua que obtenemos en nuestro grifo. Pero, ¿en qué se basa esta desconfianza? 

Antiguamente, el agua era recolectada de ríos y manantiales, y la preocupación por la higiene era mínima en comparación con la actual. El agua se encontraba en constante movimiento, y se filtraba de forma natural a través de las rocas, lo cual elimina gran parte de los sedimentos y residuos naturales. Además, los rayos UV del sol actúan como un fuerte desinfectante, neutralizando los virus y bacterias que se pudieran encontrar en ella. Este sistema, aunque primitivo, permitía que el agua se encontrara en un estado puro y sin contaminantes. ¿Qué ha cambiado?

Sin duda, la organización de las ciudades hace imposible que todos tengamos acceso directo a un río o manantial. Así, se crearon las plantas de tratamiento de agua, un sistema en red eficiente que distribuye este líquido por toda la ciudad, y así todos tengan acceso. Y con esta creación, vino la preocupación por la calidad del agua que obtenemos y la necesidad de desinfección de la misma. 

Actualmente, todas las plantas de agua se adhieren a las regulaciones internacionales sobre la calidad. Son estas regulaciones las que determinan si es agua potable o no, y qué procesos o tratamientos se deben seguir para obtenerla. En la mayoría de los casos, se realizan procesos para eliminar los sedimentos y desinfectarla con el uso de químicos como el cloro. 

¿El agua del grifo es potable? 

El agua que obtenemos del grifo es considerada por organismos internacionales como potable. Sin embargo, que sea apta para consumo no quiere decir que sea agua pura, y este es el error que cometen muchas personas. El agua de grifo, aunque ha pasado por tratamientos previos para descontaminarla, recolecta otro tipo de impurezas en el camino

Este tipo de agua está llena de químicos, como el cloro y el fluoruro, y altas cantidades de minerales. Es por eso que el agua del grifo suele tener sabores característicos y produce pequeñas piedras de cal. Además, en su recorrido se encuentra con tuberías que probablemente estén corroídas, así que se contamina con partículas metálicas. Otras posibilidades es que el agua se deposite en un tanque que requiera mantenimiento, y la cal o sedimentos que se encuentren allí ahora forman parte del agua. 

Por tanto, entendemos que el agua de grifo es potable porque fue tratada para evitar virus y bacterias, pero en su camino hasta nuestra casa, se contamina nuevamente con otra serie de elementos. ¿Cómo reconocer que el agua del grifo no es pura? La forma más sencilla es el sabor, y en algunos casos graves, el color y el olor. Otros métodos de comprobación son los kit químicos que comprueban los elementos que se encuentran en el agua. Estos tests, aunque más complejos, te darán un análisis completo de lo que estás consumiendo. 

¿Cómo obtener agua pura?

Si el agua del grifo no es pura, entonces ¿cómo podemos obtenerla? La mejor forma es a través de un filtro de agua o purificador de agua. Al instalar unos de estos sistemas podrás asegurarte de que el agua que consumes es completamente pura y libre de cualquier sedimento, minerales o microorganismos. Además, la mayoría de estos filtros son capaces hasta de eliminar cualquier químico contaminante. 

Otra opción popular es comprar agua embotellada, ya que confiamos en que esta haya pasado por un proceso de desinfección y purificación riguroso que nos asegure agua pura. Pero, ¿realmente podemos estar seguros de ello? A menos que realicemos una prueba al agua embotellada, no podemos asegurarnos de que el agua es pura. Además, existen otros factores a tomar en cuenta, como la adición de micropartículas de plástico al agua, la contaminación del medio ambiente a través de los productos plásticos como las botellas, y un gasto económico superior. 

El filtro de agua es la forma en que puedes evitar este riesgo extra, ya que elimina las micropartículas, no contamina, y a largo plazo, te ahorra mucho dinero. Solo así puedes asegurarte por completo de que estás consumiendo el mejor tipo de agua posible, que promueve y mejora tu salud y la de tu familia. 

¿Cómo funciona un filtro de agua?

Existen muchos tipos de filtros, aunque su propósito siempre es el mismo. Cada uno tiene un método diferente para purificar el agua, y por ende, cada uno tiene un funcionamiento particular. Veamos cómo funciona cada uno de ellos y en qué se especializa, de esta forma, podrás saber cuál de estos se adapta mejor a tu hogar. 

Filtro de carbón activado

Uno de los métodos más populares en los hogares es el filtro de carbón activado. Este sistema se utiliza en distintos niveles, desde casas hasta grandes industrias. La razón de su popularidad es que el carbón, una vez sometido a altas temperaturas, se compacta y se generan pequeños agujeros, tan microscópicos que pueden retener hasta virus y bacterias que son invisibles a la vista. 

El carbón activado tiene la capacidad de remover microorganismos, como bacterias y virus; sedimentos, como tierra y arena; partículas de metales; sustancias químicas, como cloro y nitratos; residuos sólidos; y más. Se considera uno de los filtros de agua más efectivos, logrando remover más de 80 sustancias conocidas, por lo tanto, el resultado de este método es un agua sin olores, sabores o color. Aún así, el carbón activado logra mantener minerales esenciales en el agua, los cuales son beneficiosos para la salud. 

Este filtro viene, en general, en un bloque. Este no requiere de mantenimiento, no se lava o desinfecta; simplemente se reemplaza el cartucho cuando ya tiene algunos meses o años, dependiendo de lo que indiquen las instrucciones de uso. De no cambiarlo, el carbón se satura y pierde su eficiencia. 

Filtrado por ósmosis inversa

El filtro por ósmosis inversa es un dispositivo que tiene un funcionamiento muy sencillo y resulta altamente eficaz. Consiste en pasar el agua con fuerza a través de una membrana semipermeable muy fina. Esta tiene la capacidad de retener cualquier impureza inorgánica, partículas y sustancias contaminantes como iones de calcio y magnesio que se encuentre en el agua y la endurecen. La membrana retiene los restos y solo logra traspasar el agua pura. 

El procesamiento de agua por ósmosis inversa logra remover casi el 99% de las impurezas, lo cual supera el filtro de carbón activado. Sin embargo, también elimina los minerales esenciales, los cuales son muy importantes para la salud. Estos minerales se encuentran de forma natural en el agua de riachuelos y manantiales, y expertos consideran que eliminar estos componentes por completo puede ser perjudicial a largo plazo. 

En general, el filtrado por osmosis inversa se complementa con otra tecnología, como carbón activado. De esta forma, se logran los mejores resultados y la mejor calidad de agua. Es por eso que es un método muy utilizado a nivel industrial donde se requiere altos niveles de pureza. Mientras más métodos se le suman al proceso, más costoso se vuelve el dispositivo. 

Filtros mecánicos

Los llamados filtros mecánicos son un elemento físico de un material particular que se coloca en la llave de agua. Este puede ser una malla de resina o polipropileno utilizada para remover sedimentos y sólidos; o puede ser cerámica con microporos para remover microorganismos invisibles a la vista. 

En términos de costo y facilidad de instalación, estos filtros son ideales. Logran remover gran parte de las impurezas inorgánicas y orgánicas. Sin embargo, su eficiencia depende del tamaño de los agujeros. Esta medida se conoce como micrones, y es la característica que debes saber antes de adquirir un filtro como estos. 5 micras remueven sedimentos y sólidos; 1 micrón retiene microorganismos que son imposibles de ver sin microscopio; 0,5 micras elimina quistes y parásitos.  

En términos de eficiencia, estos filtros logran remover grandes cantidades de impurezas, pero se recomienda utilizarlo a la par de otro método de purificación para garantizar mayor efectividad.

Filtrado por intercambio iónico

El intercambio iónico es un método utilizado para ablandar aguas duras a través de un proceso químico. Consiste en eliminar la dureza del agua (iones de calcio y magnesio), e intercambiarlo por iones deseables, como sodio o hidrógeno. Para hacerlo posible, se utilizan unas esferas de resina cargadas con los iones deseables, y cuando entran en contacto con el agua, se intercambian los iones. Luego de un tiempo, las resinas, especialmente las de sodio, deben cargarse nuevamente para que no pierdan efectividad. 

Al realizar este intercambio se eliminan físicamente los minerales duros que producen la cal, y se reemplazan por elementos que no impactan la salud. En caso de utilizarlo para la casa, los filtros de intercambio iónico de sodio no son los más recomendados, ya que pueden aumentar la cantidad de sal en el agua. Las resinas de hidrógeno serán una mejor solución en estos casos. 

Filtrado por destilación

El método de destilación es probablemente uno de los más tradicionales. Este consiste en hervir agua y recolectar el vapor de la misma en un condensador. Allí se reduce la temperatura del vapor, lo que hace que se condense. Las gotas de agua se recolectan en un recipiente, y de esta forma se aísla de las impurezas iniciales. 

Este es un método altamente efectivo, pero remueve completamente todas las sustancias del agua, inclusive los minerales esenciales que necesitamos. Además, durante el proceso de purificación, el agua adquiere un sabor particular que muchos tildan de desagradable. 

Filtrado por rayos UV

Como mencionamos, los rayos UV del sol tienen la capacidad de desinfectar el agua de microorganismos. En la actualidad, se utiliza el mismo sistema con rayos UV para desactivar el 99% de los patógenos que pueden existir en el agua. Algunos centros de tratamiento usan rayos UV para eliminar potenciales virus y bacterias rápidamente. Este es un método de filtrado costoso que se suele utilizar a nivel industrial. 

Aunque es un método altamente efectivo que garantiza tener agua potable, no es capaz de eliminar todas las impurezas y sedimentos que se encuentran en ella. Es por eso que se recomienda como un método complementario. 

¿Filtros combinados?

Actualmente, podemos encontrar muchos modelos de filtros en el mercado que combinan un par o varios de los sistemas que ya hemos mencionado anteriormente. Estas combinaciones hacen que la capacidad de filtrado sea mucho mayor y su efectividad casi absoluta. Para el hogar, existen diversas opciones que combinan el filtro mecánico y el de carbón activado, logrando eliminar todos los sedimentos, químicos y patógenos del agua. 

A nivel industrial encontramos el dispositivo de ósmosis inversa, con agregados de filtros mecánicos y de carbón activado. La complementariedad de diversos métodos eliminan todos los contaminantes y hacen que el agua obtenida sea completamente pura, un factor esencial para muchas industrias. Por ejemplo, si se trabaja con alimentos, es necesario mantener la higiene y tener una calidad superior de agua que garantice la sanidad de los preparados. 

contenido 2 | ¿Cómo funciona un filtro de agua?

¿Cuál es el mejor filtro de agua?

Hoy en día, con tantas tecnologías, es normal tener dudas antes de realizar una compra como esta, sobre todo cuando está en juego nuestra salud y bienestar. Conocer las características y el funcionamiento de cada filtro nos ayuda a identificar qué tipo de filtrado necesitamos en nuestro caso. 

Si deseas adquirir un filtro de agua para industria, entonces los sistemas más recomendados serían los de ósmosis, acompañado de otros métodos extra. Esto te permitirá eliminar la totalidad de los contaminantes del agua. La mayoría de las empresas optan por este método por su alta efectividad.

En caso de que necesites un filtro de agua para tu hogar, entonces dependerá de lo que consideres adecuado para ti y tu familia. En la mayoría de los hogares encontramos un filtro de carbón activado, algunas veces complementado con otros mecanismos. La razón por su popularidad, es que estos filtros son económicamente accesibles, y vienen en distintos tamaños y presentaciones. Puedes encontrar desde un filtro que va directamente a la toma del agua, hasta una jarra con un pequeño bloque de carbón activado en el medio. 

En Avera siempre estamos buscando los mejores productos para el hogar, y es por eso que en nuestra tienda tenemos en venta solamente filtros de carbón activado y combinados con filtros mecánicos. Como nos adaptamos a cualquier necesidad, tenemos jarras de carbón activo y filtros combinados que eliminan sedimentos, químicos y patógenos, pero manteniendo los minerales esenciales. Además, también ofrecemos el repuesto de cartuchos, para que puedas reemplazar los filtros una vez hayan terminado su vida útil. Para ver todos los detalles de estos filtros de agua  puedes consultar en nuestro catálogo en línea.

Carrito de compra
Scroll to Top