X
destacada 4 | ¿Cómo funciona una parrilla a gas?

¿Cómo funciona una parrilla a gas?

Las parrillas son uno de los elementos más valiosos de nuestra cocina, ya que nos permite cocinar todas nuestras comidas de forma cómoda y rápida. Como seguramente ya sabes, existen distintos tipos de parrillas y se diferencian por su funcionamiento, como las de gas, eléctricas, de inducción, etc. Una de las parrillas más populares y que encontramos en la mayoría de los hogares son las parrillas a gas, ya que es el sistema más tradicional de estas cocinas. Pero, exactamente, ¿cómo funcionan? 

En Avera nos preocupamos por que tu vida sea lo más sencilla posible, y que cuentes con los mejores productos y electrodomésticos en tu hogar. Por eso, te explicaremos cómo funciona una parrilla a gas y las ventajas de tener una, así te aseguras de hacer la mejor compra. 

Funcionamiento de una parrilla a gas

Las parrillas a gas, o cocinas a gas, tienen un funcionamiento muy sencillo. En general, tenemos un suministro de gas natural en un tanque, que se transporta a través de una manguera hasta nuestros quemadores. Cuando giramos la perilla, el gas comienza a salir, y ahora solo debemos producir una chispa para encender el fuego. Sin embargo, existen distintos modelos de cocinas a gas que se diferencian por la modalidad de encendido. 

Existen las parrillas de gas directo, es decir, el gas sale directamente y no cuenta con ningún mecanismo para producir la chispa. Estas son parrillas muy tradicionales, comunes en años pasados, y las personas deben encargarse de tener un encendedor a mano para producir la llama. Luego encontramos las que poseen piloto, y estas fueron muy populares hace años, pero hoy no se consideran muy seguras. El piloto es básicamente una pequeña llama dentro de la cocina que quedaba encendida, y cuando se gira la perilla, se utiliza esta pequeña llama para encender el quemador. 

Actualmente, los modelos más comunes tienen un encendedor eléctrico o un cristal piezoeléctrico. Las cocinas con encendedor eléctrico utilizan un transformador y una bujía para producir la chispa, así que cuando giras la perilla y sale el gas, solo debes pisar un botón para que se produzca la chispa. Mientras, las otras tienen un pequeño cristal y un alfiler que producen una chispa inmediatamente cuando se gira la perilla, así que nada más tienes que girar y ya obtendrás el fuego. Estos son los modelos de encendido más comunes, y que hoy día se consideran de mayor seguridad. 

contenido 4 | ¿Cómo funciona una parrilla a gas?

Ventajas de una parrilla a gas

Ahora que conocemos el funcionamiento de cada una de las parrillas a gas, es normal preguntarnos, ¿cuáles son las ventajas? Sabemos que hoy día existen otro tipo de parrillas, ya sean eléctricas o de inducción, que resultan un poco más modernas. ¿Por qué comprar una parrilla a gas?

Costo del producto

En comparación con otros modelos, el costo del equipo en sí, puede ser un poco mayor. Sin embargo, la mayoría de las personas prefieren pagar esta diferencia porque saben que una parrilla a gas es más cómoda y confiable que las versiones eléctricas. El precio del combustible resulta más rentable, y no tendrás que depender de la energía eléctrica para poder cocinar tus alimentos.   

Eficiencia

Si en algún momento has tenido la oportunidad de cocinar en una parrilla eléctrica, entonces sabrás que la versión de gas es mucho más eficiente. La cocción es mucho más rápida, puede aumentar la temperatura en segundos y sin tener que esperar por los quemadores. No importa si debes cocinar para toda la familia, terminarás en la mitad del tiempo. Cocinar rápido no solo representa un ahorro de tiempo, sino también de energía y combustible, lo que al final es un ahorro para tu bolsillo. 

Calidad y durabilidad

Una de las razones por las que muchas personas deciden comprar una parrilla a gas, es por la calidad y durabilidad de la mayoría de los productos. Las cocinas a gas tienen que estar sometidas a altas temperaturas y fuego directo, por lo que suelen estar construidas con materiales resistentes, como el acero inoxidable. No solo son resistentes a la corrosión, sino también al calor y al fuego. Es una inversión que te durará toda la vida. 

Uso de rejilla

A diferencia de otros modelos, las parrillas a gas siempre tienen rejilla. Aunque parezca una nimiedad, son muy útiles para asar directamente los vegetales. Si te gustan hacer salsas o alimentos ahumados con ese sabor tan peculiar que otorga la parrilla, esto es algo que sólo puedes realizar en estas cocinas. 

Ajuste de temperatura

Por costumbre, muchas personas pueden ajustar la temperatura de una parrilla a gas fácilmente a través de la perilla. Puede ser una graduación puntual del tamaño de la llama, y sabemos que el tamaño indicará la rapidez de cocción y la cantidad de calor que produce. 

Sin contaminar

El gas es una de las fuentes de combustibles más seguras para el medio ambiente, ya que se consume por completo. Al utilizar gas, no se expulsa humo ni elementos contaminantes, solo se expulsa CO2 y agua en forma de vapor, por lo cual es completamente ecológico y seguro. 

¿Tipos de gas?

Una pregunta muy común es si se pueden utilizar otros tipos de gas con estas cocinas. La respuesta es sí, ya que una parrilla a gas se adapta y funciona perfectamente con cualquier tipo de gas. Asegúrate de que la instalación se haga correctamente siguiendo las instrucciones, y que el paso del gas no tenga fugas. Una forma de verificar si hay fugas es comprobar si existe algún sonido, o utilizar una mezcla de agua jabonosa en las conexiones y ver si se producen burbujas. 

En nuestra tienda Avera encontrarás diversos modelos de parrillas a gas que se adaptan a cualquier cocina, y también a tu bolsillo. Son de acero inoxidable, lo que garantiza alta calidad y durabilidad. Si deseas saber más al respecto, puedes revisar nuestro catálogo aquí.

Carrito de compra
Scroll to Top