X
destacada 1 | Cómo instalar una parrilla de gas

Cómo instalar una parrilla de gas

Las estufas de gas son, definitivamente, las más vistas en las cocinas de las familias mexicanas; y aunque actualmente existan otros tipos de estufas que usan tecnologías más modernas, como las de inducción, las de gas siguen siendo las favoritas de muchos, en especial de los amantes de la cocina, ya que el fuego permite llevar a cabo diferentes técnicas y preparaciones culinarias.

Existen muchos modelos de parrillas de gas que combinarán perfectamente con la decoración de tu cocina y te permitirán cocer tus platillos favoritos al fuego. Si ya has elegido alguna para tu hogar, de seguro te preguntas cómo instalarla para comenzar a usarla.

Para responder esta pregunta debemos partir desde el tipo de gas que tienes en tu hogar, ya que la instalación puede variar en caso de que tengas gas natural o uses un tanque de gas. Las parrillas pueden instalarse con cualquiera de los dos tipos de conexión de gas, pero si usas un tanque, posiblemente deberás usar algunos materiales extras en el proceso.

¿Qué necesitas para instalar tu parrilla de gas?

Para comenzar con la instalación deberás tener a mano algunas herramientas que de seguro tienes en casa, y materiales que puedes encontrar en tu ferretería local por un bajo precio.

·         Regulador de gas: El regulador de gas es un dispositivo que se coloca en el tanque o toma de gas natural para, como su nombre lo indica, regular la cantidad de combustible que recibirá tu parrilla o cualquier otro artefacto a gas que uses en casa. Normalmente se coloca un solo regulador en el tanque o toma de gas, así que, antes se comprar uno, asegúrate de que no tengas uno conectado.

·         Manguera: En la ferretería encontrarás mangueras especiales para instalaciones de gas, que te permitirán llevar el combustible desde el tanque hasta la parrilla. Estas mangueras se usan mayormente en casos donde no existan tuberías de gas natural; sin embargo, te pueden ayudar a instalar tu parrilla en cualquier lugar, incluso si está lejos de la tubería.

·         Abrazaderas: Necesitarás al menos 2 abrazaderas, pero puedes comprar algunas extras, son bastante económicas.

·         Llave inglesa y llave de gas.

·         Cúter.

·         Teflón.

contenido 1 | Cómo instalar una parrilla de gas

Pasos para instalar una parrilla de gas

Una vez que tengas las herramientas y los materiales puedes comenzar con el proceso de instalación de tu parrilla de gas. Antes de comenzar a manipular las conexiones de gas, asegúrate de que el suministro esté completamente cerrado. Sigue estos pasos para instalar tu nueva cocina.

Conecta el regulador de gas

El primer paso será conectar el regulador de gas al suministro de gas natural o al tanque de gas. El regulador, y tiene dos salidas, una que se conecta al suministro de gas, y otra en donde más adelante conectarás la manguera, e incluye una tuerca, un Niple de 3/8 y un pequeño tubo llamado punta pol. La salida izquierda va hacia el suministro y la derecha hacia la manguera.

Comienza por colocar teflón en el extremo de la punta pol que estará conectado al regulador, coloca la tuerca izquierda y procede a enroscar la pulta pol al regulador de gas. Ayudate con la llave inglesa para que quede bien ajustado.

Coloca teflón en el extremo del Niple de 3/8 que estará conectado al regulador de gas y enrosca la pieza en su lugar con la ayuda de la llave inglesa.

Por último, solo deberás colocar la punta pol en el tanque o toma de gas (no será necesario usar teflón) y aprieta la tuerza izquierda usando la llave de gas. En caso de que no tengas una de estas, la llave inglesa te servirá.

Instala la manguera

A continuación, deberás unir la manguera de gas al regulador con la ayuda de una abrazadera. Coloca el extremo de la manguera en el Niple de 3/8, y con la abrazadera ajústala bien en su lugar. Si quieres asegurarte de que la conexión no tenga ninguna fuga, puedes colocar teflón en el conector antes de poner la manguera.

Si usas un tanque de gas como suministro para tu parrilla, recuerda que lo más seguro es colocarlo en el exterior de la casa para evitar cualquier accidente.

Conecta la manguera a la parrilla

Para conectar la manguera a tu parrilla de gas, el proceso es casi igual al paso anterior. Busca la entrada de gas en tu placa, es posible que necesite una pieza para adaptar la manguera, pero en la mayoría de los casos esta pieza está incluida en el empaque de la parrilla. Coloca la abrazadera, dependiendo del tipo de conector que use tu parrilla puedes colocarle teflón, o solo insertar la manguera. Finalmente aprieta la abrazadera para que todo quede en su lugar.

Comprueba que no haya fugas

Antes de terminar es muy importante comprobar que no haya fugas de gas. Para esto puedes poner en práctica un truco muy conocido y funcional, un poco de agua con jabón. Agrega un poco de jabón y unas gotas de agua en las conexiones, luego procede a abrir el gas.

Si ves que en las conexiones se comienzan a formar pequeñas burbujas por el jabón, significa que hay una fuga y debes revisar la instalación. Si, por el contrario, no ves ninguna burbuja, no hay fugas y puedes proceder con el último paso.

Coloca la parrilla en su lugar

A diferencia de las estufas que, generalmente, pueden colocarse en cualquier lugar, las parrillas deben estar empotradas en una superficie o mueble de cocina hecho a medida. Después de establecer la conexión y asegurarte de que no exista ninguna fuga, el paso final será colocar la placa en su lugar. Dependiendo de la superficie, puede ser colocada a presión en el orificio, o se puede usar un pegamento especial en los bordes para evitar cualquier movimiento.

Al colocar la parrilla solo deberás instalar los quemadores colocando las piezas en su lugar. Enciende cada quemador para asegurarte de que funciona y ¡listo! Tendrás tu parrilla a gas instalada para comenzar a cocinar todos los platillos que quieras. 

Carrito de compra
Scroll to Top