X

Visita También
Todo para ejercitarte en casa

Visita También
Todo para ejercitarte en casa

1200x600Limpieza 2 | Como limpiar alfombras en casa de manera correcta

Como limpiar alfombras en casa de manera correcta

En Avera, sabemos que es importante realizar una limpieza profunda de alfombras, al menos una vez al año, pues es una forma de deshacerse de la suciedad, los gérmenes y el polvo que se ha acumulado en ellas.

Sin embargo, es vital saber cómo limpiar alfombras diariamente o al menos de manera frecuente con productos que tenemos en casa. El material de limpieza que usemos regularmente, permite que el color de nuestra alfombra permanezca intacto, que sus fibras no sufran un desgaste y que la acumulación de ácaros y polvo sea mínimo.

Si quieres ahorrar dinero o evitar algún producto que pueda resultar dañino para tu familiar, te ofrecemos algunos consejos efectivos que puedes probar en casa para usar en el proceso de aspirado con cualquiera de nuestras aspiradoras Avera.

IMPORTANTE: Siempre recomendamos que antes de limpiar toda la alfombra, trates de hacer una prueba de lavado en una parte pequeña y menos visible, para asegurarte de que el jabón o cualquier otro limpiador que estés utilizando con el aspirador, no dañará toda la alfombra.

1. Prepara una solución casera para limpiar las alfombras

Necesitas los siguientes ingredientes que seguramente tienes en tu alacena:

  • 1 vaso de vinagre blanco
  • 2 vasos de agua
  • 2 cucharadas de sal gruesa
  • 10 gotas de aceite de lavanda (u otro aceite esencial que te guste).

Este producto es muy eficiente y natural para la limpieza en el hogar y por supuesto para limpiar alfombras. Solo debes mezclar todos los ingredientes en una botella que tenga atomizador. Agita muy bien para integrar.

Vas a rociar de manera directa sobre la superficie de las alfombras sucias (incluso lo puedes probar para limpiar cortinas).

Una vez que has rociado la alfombra, permite que el producto se seque un poco antes de limpiarla y aspirarla. Cuando pases la aspiradora ejerce un poco de presión en las fibras para una mejor limpieza y desinfección.

2. ¿Cómo limpiar manchas húmedas de tu alfombra?

Para las manchas húmedas (especialmente de orina si es que tienes una mascota) puedes usar bicarbonato de sodio y bórax.

Para la mezcla solo usa 3 partes de bicarbonato de sodio y 1 parte de bórax y siempre realiza esta mezcla con cuidado; vas a espolvorear sobre la superficie húmeda por el líquido que deseas eliminar.

Si la mezcla absorbe toda la humedad, espolvorea otra capa. Deja unos minutos y luego aspira. También funciona muy bien para limpiar alfombras que han sido ensuciadas con manchas de vino.

3. Aspira regularmente

Por supuesto que para mantener tu casa limpia de ácaros, es un trabajo permanente y puede que no sea del agrado de todos, aspirar alfombras al menos una vez a la semana es la forma más efectiva de eliminar la suciedad, el polvo y las bacterias.

Considera que el material con el que están elaboradas las alfombras es determinante para que guarde o no, algún tipo de olor o textura cuando se ensucia. Un correcto mantenimiento frecuente permitirá que tengas un mayor control de limpieza.

4. Truco de cepillo de dientes y cerveza

El siguiente es un truco que te ayudará a limpiar mejor las fibras de tus alfombras sobre todo si es de lana. Vierte un poco de cerveza sobre la mancha que hay en la alfombra y usa un cepillo de dientes para frotar las manchas con fuerza; la función que tienen este tipo de cepillos permitirá tener la alfombra en casa más limpia.

5. Trucos para limpiar la alfombra de manchas de tinta

¿Hiciste una mancha de tinta en la alfombra? Es importante actual rápido para tener un buen resultado. No entres en pánico, lo primero que tienes que haces es que aún cuando esté húmeda la mancha, la vas a cubrir perfectamente con sal y luego aspirar.

Por ningún motivo vayas a rociar con agua o pasar un paño húmedo porque podría empeorar al tamaño y la dificultad para sacar la tinta de los tejidos.

6. Agua y amoníaco para todo tipo de manchas

Mezcla 1 vaso de amoníaco con aproximadamente 1,5 litros de agua tibia. Remoja un paño en esta solución para que quede húmedo y limpia las manchas de la alfombra, luego déjelo secar.

7. Solución de limpieza y perfumado

Si tienes una aspiradora con filtro de agua, agrega 1 vaso de agua al tanque y unas gotas de aceite esencial. Limpia las alfombras como de costumbre y notarás un delicado olor que te encantará.

Recomendaciones para el mantenimiento de alfombras

Después de comprar una alfombra, conserva la etiqueta de cuidado, pues ella te indica cuál es el material del que está elaborada (lana, algodón, látex, yute, polipropileno u otras fibras naturales o sintéticas) y cuál es la densidad de las fibras, detalles que te serán de gran utilidad cuando tengas que limpiar la alfombra.

Las aspiradoras modernas que tenemos en Avera, son muy eficientes para aspirar correctamente cualquier material; solo recuerda que una aspiradora de mayor potencia de succión a veces puede traducirse en una limpieza agresiva de las alfombras.

Si nota muchas fibras de la alfombra en el recipiente de recolección de la aspiradora, ajusta la configuración de aspirado para no dañar tu alfombra. Nunca aspires las borlas o los flecos de las alfombras o tapices, porque se dañarán.

Las manchas nunca deben eliminarse frotando, sino que deben limpiarse inmediatamente con un paño blanco limpio o usando algunos de los truco que mencionamos antes. De esta manera las manchas no se pegarán a la tela y luego serán más fáciles de quitar.

Cómo limpiar cada tipo de alfombra

Alfombras tufting

Las alfombras tufting deben aspirarse en la dirección de las fibras, sin usar la boquilla del cepillo. Las manchas frescas deben limpiarse con una servilleta limpia y seca. Para eliminarlos puedes utilizar una solución de agua fría mezclada con un poco de detergente que actúe de forma suave.

Las manchas que son viejas son difíciles de quitar en casa, no intentes usar soluciones de limpieza ya que se corre el riesgo de dañar la alfombra.

Alfombras de fibras sintéticas

Verifica la etiqueta de cuidado antes de lavar una alfombra de fibra sintética y debes asegurarte de tener un espacio lo suficientemente aireado para ponerla a secar, preferiblemente al sol. A medida que se seca, debes dejarla plana para no modificar su forma.

Para el lavado, puedes usar una solución de agua con un detergente suave que puedes aplicar en toda la superficie de la alfombra y luego enjuagar muy bien.

Alfombras de fibras naturales

Con este tipo de alfombras hay que tener sumo cuidado; por ejemplo los hilos de lana se desatan del nudo y se elevan por encima de la alfombra y empieza a dar un mal aspecto. Bajo ningún concepto los saques, porque corres el riesgo de romper la alfombra. La solución es cortar poco a poco hasta que tengan la misma altura que los demás y luego aspirar la zona.

Si viertes líquido sobre la alfombra, frota la mancha con una servilleta blanca limpia desde los bordes hacia adentro para que no se pegue a las fibras, luego llévela a la lavandería.

Alfombras peludas

Las alfombras de hilos largos son más difíciles de limpiar que las alfombras de hilos cortos. Las partículas de suciedad se quedan atrapadas entre las fibras y, a menudo, la aspiradora no resultan suficientes para eliminarlas.

Si es un tapete o alfombra pequeña, simplemente puedes sacudir en la ventana. De lo contrario, antes de pasar la aspiradora, gírela boca abajo y golpea suavemente para eliminar las partículas de suciedad.

Para quitar manchas o para la limpieza anual, es preferible llevarlas a una lavandería profesional tal y como mencionamos al principio de este artículo.

Alfombras orientales

Las alfombras orientales hechas a mano deben cuidarse de manera detallada para mantener su apariencia durante mucho tiempo. Incluso una aspiradora demasiado potente puede dañarlas, por lo que puedes probar el siguiente truco: cubre la alfombra con una pequeña red de malla de nailon y aspira. De esta manera, la alfombra quedará protegida mientras se eliminan las partículas de polvo.

Las manchas de salsas y otros alimentos líquidos se pueden quitar rociándolas con bicarbonato de sodio. Déjalo actuar durante unas horas y retíralo con un cepillo suave o con una aspiradora, es la manera más fácil de cómo limpiar alfombras.

Las manchas de vino y otras bebidas se pueden quitar con agua mineral, no sin antes frotarlas con una servilleta seca. Luego vierte un poco de agua mineral sobre la mancha y frota, repitiendo el proceso hasta que la alfombra luzca impecable. Las manchas difíciles son, sin embargo, una muy buena razón para llevar la alfombra oriental a la tintorería.

Si has colocado una alfombra oriental cerca de la ventana o al sol, no olvides rotarla al menos una vez cada mes para mantener sus colores uniformes.

Recuerda que nunca debes frotar una mancha en la alfombra ni usar soluciones de limpieza comerciales al azar. Utiliza soluciones acuosas con detergente o vinagre, bicarbonato de sodio y agua mineral, y si las manchas se vuelven difíciles, lleva la alfombra a una tintorería profesional que utilice, preferentemente, detergentes ecológicos biodegradables.

Carrito de compra
Scroll to Top