X

Visita También
Todo para ejercitarte en casa

Visita También
Todo para ejercitarte en casa

destacada 3 1 | ¿Cómo limpiar un filtro de aire?

¿Cómo limpiar un filtro de aire?

En la actualidad, una preocupación de muchas personas es la calidad del aire que respiramos. Continuamente estamos siendo bombardeados con humo, químicos, vapores, virus, suciedad y polvo, lo cual puede causar enfermedades respiratorias, alergias, y hasta afecciones de la piel. La mejor forma de contrarrestar esto es adquiriendo un purificador de aire para nuestro hogar y oficina que nos ayude a limpiar el aire de todas las impurezas. 

Sin embargo, a muchas personas se les olvida que para obtener el mejor rendimiento de este equipo es necesario limpiar el filtro de aire de forma regular. Este filtro, con el tiempo, se llena de polvo y suciedad, y de no realizarle mantenimiento, estaremos enviando nuevamente esa suciedad a nuestro aire. 

En Avera nos preocupamos por tu salud y bienestar, y queremos ofrecerte las mejores soluciones para tu vida diaria. Es por eso que queremos hablar sobre la importancia del mantenimiento de tus equipos, y ofrecer algunos consejos sobre cómo realizar una limpieza del filtro de aire que extienda la vida útil de tu purificador. 

La importancia del filtro de aire

En general, un purificador de aire consta de tres filtros. Un prefiltro, un filtro de carbón activado, y un filtro HEPA

El prefiltro suele ser una malla fina o un filtro de espuma por los que pasa el aire y las impurezas que vienen en él, y es el encargado de recoger y atrapar las partículas de suciedad grandes, como el polvo, el polen o el pelo de mascostas. 

En segundo, tenemos el filtro de carbón que se encarga de purificar el aire de posibles virus y bacterias, y resudios inorgánicos que se encuentran en el aire. Es gracias a este filtro que se eliminan los olores desagradables, humos, posibles residuos químicos, y virus que se encuentren en el ambiente. 

Por último, tenemos el filtro HEPA que se encarga de atrapar micropartpiculas invisibles a la vista, como por ejemplo, las partículas del humo de cigarro.

Los tres filtos son indispensables, y gracias a ellos el purificador tiene la capacidad de limpiar profundamente el ambiente y devolver un aire completamente puro. De hecho, los purificadores pueden eliminar hasta el 99% de las partículas y microorganismos que se encuentran en el aire cuando utilizan la combinación de todos los filtros que ya mencionamos.

¿Cuál es la importancia del mantenimiento?

Como mencionamos anteriormente, el mantenimiento es un proceso muy importante. A través de la limpieza regular podemos eliminar los restos de suciedad que quedan atrapados en el purificador. De no ser así, el equipo queda saturado, y todo el polvo volverá de nuevo a nuestro hogar. Esto puede, inclusive, dañar el motor del purificador debido a la gran saturación de tierra y polvo. 

En el caso del filtro de carbón, este no requiere de limpieza o mantenimiento. El carbón activado tiene una vida útil de meses o años (dependiendo de la fabricación y la calidad del modelo, por lo cual recomendamos revisar el manual de instrucciones de tu equipo), y una vez se cumple este periodo, el filtro debe ser reemplazado por completo. De no ser así, los microporos del carbón estarán saturados y no podrán filtrar el aire. 

El filtro HEPA, en la mayoría de los casos, tampoco se puede limpiar, solamente reemplazar. Una vez cumpla su vida útil y ya esté saturado, deberás realizar el cambio del mismo para mantener la calidad del aire. Algunos modelos de purificadores modernos traen consigo un medidor que te notificará cuando sea el momento de cambiar este filtro. 

Entonces, lo único que nos resta es el prefiltro, la primera capa de nuestro equipo que es la única que se puede limpiar de forma regular. También existen algunos modelos de filtros HEPA permanentes que se pueden limpiar. Para hacerlo, se deben seguir algunos pasos previos.

contenido 3 1 | ¿Cómo limpiar un filtro de aire?

¿Cómo limpiar el filtro de aire?

Los primero que debemos hacer es reunir algunos implementos de limpieza. Necesitaremos: 

  • Un producto detergente líquido.
  • Toalla.
  • Un cepillo suave o esponja suave.
  • Un recipiente con agua (opcional).

Antes de comenzar la limpieza, el primer paso a seguir será apagar y desconectar de la electricidad el purificador para evitar cualquier accidente. Ahora, sigue los siguientes pasos:

  1. Levanta la cubierta del equipo y podrás ver las capas de filtros. En primer lugar encontraremos el prefiltro, una malla o rejilla fina. Este es el único filtro, en la mayoría de los casos, que podemos limpiar.
  2. Con cuidado, desprende el prefiltro de los ganchos y retíralo.
  3. Puedes colocar el prefiltro directamente en la llave del agua y que la presión de la misma te ayude a remover la mayoría del sucio. Otra opción es colocar el filtro en un recipiente con una mezcla de agua y detergente líquido. Espera unos minutos mientras actúa. Muchas personas eligen colocar el filtro en el lavavajillas, pero en muchos casos este método no cuenta con la suficiente potencia para remover todas la impurezas.
  4. Con mucho cuidado y con ayuda de un cepillo suave o esponja, remueve los restos de suciedad y pelo que puedan estar en la rejilla. De ser necesario, ayúdate con el agua para terminar de limpiar a profundidad.
  5. Una vez hayas removido todo el sucio, seca el filtro con ayuda de una toalla de papel absorbente, y luego deja que se termine de secar con el aire. Es importante que se haya secado por completo antes de instalarlo de nuevo, ya que la humedad podría dañar el motor del equipo.
  6. Antes de colocar el prefiltro nuevamente puedes utilizar una aspiradora para limpiar los alrededores del purificador. Esto ayudará a eliminar cualquier partícula que se encuentre en los otros filtros o dentro de la cubierta.
  7. Cuando hayas terminado, coloca el prefiltro nuevamente y cierra la cubierta. Asegúrate de que todo esté completamente seco, y ya podrás encender tu purificador otra vez. 

De esta forma, siguiendo estos simples pasos, podrás limpiar el filtro de aire fácilmente. En caso de que tengas un equipo que posea un filtro HEPA permanente, este también puede limpiarse. Pero ten cuidado, este filtro no se puede mojar en ningún momento. La mejor recomendación es desinstalarlo y limpiarlo con ayuda de una aspiradora con el accesorio del cepillo. Asegúrate de limpiarlo por ambos lados antes de instalarlo nuevamente. 

Con estos pasos habrás terminado el mantenimiento de tu purificador de aire. Lo ideal es realizarlo de forma semanal o mensual, dependiendo de cuánto polvo y suciedad entre a tu casa u oficina. Además, recuerda consultar con el manual el tiempo de vida útil de tus filtros para que puedas reemplazarlos en el momento correcto. En nuestra tienda Avera también ofrecemos los repuestos de estos filtros al mejor precio. Para saber más al respecto, puedes consultar aquí.

Carrito de compra
Scroll to Top