X

Visita También
Todo para ejercitarte en casa

Visita También
Todo para ejercitarte en casa

limpiar freidora aire | ¿Cómo limpiar una freidora de aire?

¿Cómo limpiar una freidora de aire?

Al igual que todos los artefactos eléctricos que usamos en la cocina, las freidoras de aire necesitan ser limpiadas para remover cualquier resto de comida y grasa que haya podido quedar pegada, además de asegurar el buen funcionamiento del aparato y la higiene en las próximas preparaciones. Lavar la freidora sin aceite es bastante sencillo y te recomendamos hacerlo después de cada uso.

Como estamos hablando de un aparato eléctrico tenemos que tener cuidado de que no caiga agua directamente en los circuitos, ya que podríamos dañar la freidora. Además, debemos ser cuidadosos al momento de lavar las partes internas para no rayarlas.

Cómo limpiar una freidora de aire después de su uso diario

Cómo las freidoras de aire solo usan una pequeña cantidad de aceite para cocinar los alimentos, su limpieza se hace mucho más sencilla al no tener que esforzarnos en quitar grasa pegada. A continuación, te mostraremos la manera correcta de limpiar a profundidad tu freidora de aire sin riesgos de dañar ninguna de sus partes.

Paso 1: Desarmar la freidora sin aceite

La freidora tiene principalmente dos partes, la base, en donde se encuentran todos los componentes eléctricos y la cesta, en donde se colocan los alimentos para su cocción. Lo primero que debemos hacer es separar la cesta de la base, ya que esta última es la que podremos lavar con abundante agua.

En cuanto a la base, como todos los alimentos se cocinan en la parte interior, esta no estará sucia ni llena de grasa. Puedes limpiarla con un paño húmedo y desinfectante para quitar cualquier mancha o suciedad que tenga.

Con el mismo paño, limpia la parte interior del compartimiento en donde va ubicada la cesta. Si ves que tiene mucha grasa, usa una esponja húmeda con un poco de jabón para removerla; luego, vuelve a pasar el paño para quitar los restos de jabón y secar bien el interior.

Paso 2: Lavar la cesta

Separa la canastilla de la cesta y lava cada parte con abundante agua y jabón. Como estas partes no tienen ningún circuito eléctrico, pueden mojarse sin problema.

Debes tener cuidado de no tallar con mucha fuerza porque la canastilla de la freidora de aire Avera, al igual que la mayoría de las freidoras sin aceite, está recubierta de teflón y rayarlo hará que la comida se quede pegada y que sea más difícil freír y limpiar el aparato.

Evita usar esponjas de metal o de superficie muy áspera, así como productos de limpieza abrasivos que puedan deteriorar el material de la canastilla.

Paso 3: Secar y volver a armar

Una vez tengas tu freidora sin aceite bien lavada y libre de grasas y restos de comida, solo restará secarla con un paño seco y volver a armar las partes. Una freidora limpia hará que tus alimentos siempre queden bien cocidos sin olores ni sabores de las preparaciones anteriores.

Lava tu freidora después de cada uso para que la limpieza sea sencilla, pero recuerda esperar unos minutos a que el aparato esté frío para evitar quemaduras.

Cómo limpiar una freidora de aire muy sucia

Si por alguna razón no pudiste lavar la freidora de aire después de usarla y ahora la grasa y los restos de comida son muy difíciles de despegar, no te preocupes, también tenemos la solución. Sigue estos pasos para limpiar a fondo una freidora de aire con grasa pegada.

Paso 1: Limpia el cesto con agua caliente

Al igual que en las instrucciones anteriores, separa el cesto de la base de la freidora, pero esta vez deja la canastilla unida a la sartén. Agrega aproximadamente una cucharada de jabón para lavar platos, un poco de vinagre blanco y una taza de agua caliente.

Deja el cesto en remojo por unos 30 minutos para que los restos de comida y las grasas se despeguen. El jabón y el vinagre son altamente efectivos para ablandar las durezas en cualquier artefacto que esté en contacto con comida.

Pasados los 30 minutos, bota el agua y enjuaga con abundante agua fría. Talla con una esponja suave para remover los restos que hayan quedado pegados.

Paso 2: Limpia el exterior de la freidora

Limpiar el cesto será lo más complicado, así que el resto de limpieza será básicamente igual a las instrucciones anteriores. Si la base está muy sucia, usa un poco de jabón en una esponja con poca agua y talla suavemente para remover la suciedad.

También puedes optar por usar un antigrasas y un paño húmedo para limpiar las partes de la freidora que no pueden entrar en contacto directo con el agua.

Para finalizar, solo seca y guarda tu freidora para la siguiente vez que la uses. Si tu freidora está limpia sus años de vida útil se alargarán y podrás hacer todas tus recetas a la perfección. 

Carrito de compra
Scroll to Top