X
foto destacada 2 | ¿Cómo limpiar una parrilla eléctrica?

¿Cómo limpiar una parrilla eléctrica?

Las parrillas eléctricas han sido una revolución en la cocina y cada vez es más común encontrarlas en los hogares, no solo porque son más seguras que las cocinas de gas en casos de contra incendios y quemaduras, sino porque también son mucho más fáciles de limpiar. En Avera siempre queremos ayudarte a mantener tu casa impecable y al mismo tiempo alargar la vida útil de tus electrodomésticos, así que, si tienes una parrilla eléctrica convencional, de vitrocerámica o de inducción, utiliza estos consejos para conseguir una mayor limpieza sin esforzarte demasiado.

foto contenido 2 | ¿Cómo limpiar una parrilla eléctrica?

¿Qué tener en cuenta antes de comenzar a limpiar tu parrilla?

Para comenzar debes recordar que las placas eléctricas son muy diferentes a las parrillas convencionales de gas, por lo que su mantenimiento es distinto. En la gran mayoría de los casos, los materiales de las parrillas eléctricas son más delicados, y utilizar la fuerza o productos muy abrasivos solo hará que se raye o se manche. Ten en cuenta estos detalles:

·         Ten a mano un paño de cocina liso que no deje pelusas o servilletas de papel.

·         Usa un cepillo de cerdas medianamente suaves o una esponja para frotar la suciedad. Para cocinas de inducción o vitrocerámica, usar una espátula te ahorrará mucho trabajo.

·         Asegúrate de que todos los quemadores estén apagados y fríos antes de comenzar a limpiar.

·         En muchos casos, los limpiadores caseros te ofrecerán un mejor resultado que los productos comerciales abrasivos.

·         Utiliza paños mojados para limpiar, para así evitar que el agua entre en contacto con algún circuito eléctrico de la parrilla.

·         Procura limpiar tu parrilla constantemente para evitar que la grasa o restos de comida queden pegados y la limpieza se haga más complicada.  

¿Cómo limpiar una cocina eléctrica convencional?

Existen tres tipos de parrilla eléctrica clásica, las que tienen los quemadores en forma de espiral expuestos, las que cuentan con una superficie metálica sobre los quemadores y las de vitrocerámica, que tienen una placa de vidrio que recubre toda la superficie de la parrilla, pero en estas últimas nos enfocaremos más adelante.

Para limpiar una cocina eléctrica convencional, usar un cepillo o una esponja será tu mejor opción, junto con jabón para lavar trastes. Si la parrilla tiene mucha grasa adherida puedes ayudarte con limón, bicarbonato de sodio o algún desengrasante comercial que no sea altamente abrasivo.

Paso 1: Con las horillas frías, humedece la superficie con poca agua o un paño húmedo.

Paso 2: Si los quemadores están sucios, usa un cepillo o esponja con jabón ligeramente humedecido para eliminar los restos de comida o suciedad.

Paso 3: Si la cocina tiene partes removibles, como rejillas o perillas, quítalas para limpiarlas aparte. No olvides limpiar la grasa y las manchas de los laterales de la cocina.

Paso 4: Limpia la suciedad de la superficie de acero inoxidable con la misma esponja; en caso de que haya mucha suciedad, agrega limón o un desengrasante y déjalo actuar durante algunos minutos antes de frotar para así eliminar hasta la grasa más pegada.

Paso 5: Quita el jabón con un paño húmedo y asegurate de secar bien la parrilla con uno seco o toallas de papel antes de encenderla nuevamente.

¿Cómo limpiar una parrilla eléctrica de vitrocerámica?

La limpieza de una parrilla eléctrica de vitrocerámica, aunque es más sencillo, es un proceso un poco más delicado, ya que debemos procurar no rayar o dañar la superficie de vidrio.

Paso 1: Comienza la limpieza rociando agua sobre la placa de vidrio, agrega algunas gotas de limón o algún desengrasante y déjalo actuar durante algunos minutos para que la grasa sea más fácil de quitar.

Paso 2: Usando una espátula quita las manchas de grasa o los restos de alimentos. Si las manchas no salen fácilmente espera un poco más de tiempo a que se despeguen con la ayuda del desengrasante, ya que si usas mucha fuerza solo lograrás rayar el cristal.

Paso 3: Si aún quedan algunas manchas, usa una esponja con jabón para frotar suavemente y eliminar toda la suciedad restante.

Paso 4: Quita el jabón con un trapo seco o papel de cocina. Para que tu placa de vidrio quede completamente limpia y sin rastros de jabón, puedes usar un limpiavidrios o agregar unas gotas de vinagre para que el cristal quede brillante.

Pasos para limpiar una parrilla eléctrica de inducción

Las placas electricas de inducción son las más modernas y seguras que puedes tener en casa, además de ser bastante fáciles de limpiar por contar con una superficie completamente lisa. El proceso de limpieza es de estas placas es bastante similar a las de vitrocerámica.

Paso 1: Antes de comenzar, usa papel de cocina o un trapo para quitar las manchas de líquido o grasa que todavía no estén secas. Así será más fácil concentrarse en solo eliminar la suciedad adherida.

Paso 2: Rocía agua sobre la placa de vidrio con un poco de tu limpiador favorito, que puede ser jabón para lavar trastes, limón, bicarbonato de sodio o algún producto de tu preferencia.

Paso 3: Al igual que con la limpieza de las placas de vitrocerámica, usa una espátula para quitar las manchas más pegadas. Algunas comidas dejan residuos adquieren una textura como de goma, y la espátula será tu mejor aliada para quitarlas por completo.

Paso 4: Con un trapo seco, limpia los restos de jabón y seca bien la placa antes de usarla. El truco del limpiavidrios o vinagre para que el cristal quede muy brillante también funciona en este caso.

Usa bicarbonato de sodio para limpiar tu parrilla

El bicarbonato de sodio tiene múltiples usos en el hogar, incluyendo la limpieza, por lo que decidimos reservar un segmento especial únicamente para darte consejos sobre limpieza de placas eléctricas con bicarbonato. Este producto es poco abrasivo, pero realmente efectivo para limpiar grasa y quitar todo tipo de manchas de la cocina.

·         Esparce bicarbonato sobre toda la superficie de la parrilla y frota con la mitad de un limón para quitar las manchas más difíciles sin riesgos de dañar la placa.

·         Coloca bicarbonato en un cepillo para tallar las superficies metálicas de los quemadores y eliminar las manchas blancas o partículas de óxido que pueden crearse por el calor.

·         Si tu cocina tiene rejillas, puedes limpiarlas completamente sumergiéndolas en una mezcla de agua tibia con bicarbonato durante unos 20 minutos. Si aún queda suciedad, usa un cepillo para terminar de despegarla.

·         Haz una pasta limpiadora casera mezclando media taza de bicarbonato con 4 o 5 cucharadas de agua. Coloca la pasta sobre las manchas difíciles y déjala funcionar 20 minutos.

Con estos consejos podrás mantener la higiene en todos los tipos de placas eléctricas, para que tu cocina esté siempre limpia sin dañar los materiales de la parrilla. Recuerda que limpiar tu parrilla después de cada cocción evitará que la suciedad se pegue y no tengas que pasar un mal rato frotando y tallando para quitar las manchas.

Carrito de compra
Scroll to Top