¡Extendimos los descuentos 48 horas! Hasta 60% + 9MSI + Envío Gratis*

Días
Horas
Minutos
Segundos

Hasta 50% + 9 MSI + Envío Gratis*

¿Cómo prender un asador? – Las mejores técnicas para encender carbón para una parrillada

Las parrilladas son un momento especial para las familias mexicanas, en donde todos colaboran preparando las guarniciones y se divierten esperando que la carne esté lista, disfrutando del calorcito del verano y de una buena bebida helada.  Pero, hay un aspecto muy importante, y el principal miedo de los asadores principiantes, encender el asador.

Si tienes un asador de gas o eléctrico, no tendrás mucho problema con este paso, ya que, en su mayoría, cuentan con un sistema de encendido automático realmente fácil de usar. Pero, si usas un asador convencional de carbón, el favorito de los amantes de la carne asada, puede ser un poco complicado llegar a prender las brasas si no tienes una técnica adecuada.

Cómo prender carbón para el asador

Como queremos que tu carnita asada sea un éxito, hoy te mostraremos las mejores técnicas que puedes usar para prender un asador con carbón fácilmente.

Antes de comenzar

Para que puedas encender el carbón sin mucho problema, ten en cuenta lo siguiente:

  • Quita todas las cenizas y carbón viejo del asador, ya que estos pueden hacer que sea más complicado encender el carbón nuevo.
  •  Asegúrate de que el carbón o la madera que vayas a usar estén completamente secos. Ten en cuenta que, en los días lluviosos, el carbón y la madera absorben humedad del ambiente, así que, será más difícil encenderlos. Si el carbón se ha mojado será imposible prenderlo, déjalos al sol un par de días para que se seque completamente.
  •  Si tienes un asador moderno, probablemente tenga unos respiraderos en la parte inferior, estos sirven para regular la cantidad de aire que entra a las brasas, y, por ende, el calor de la parrilla. Mientras enciendes el carbón, abre los respiraderos para que entre la mayor cantidad de aire posible.

Tipos de combustible que puedes usar para encender un asador

 Las briquetas son pequeños bloques de combustible orgánico que pueden usarse como sustituto del carbón y madera para generar calor en chimeneas, hornos, calderas y asadores; usarlos es una muy buena idea, porque encienden mucho más rápido que el carbón vegetal común. Pero también generan más calor que el carbón, por lo que podrían llegar a quemar tu carne si no controlas bien la temperatura.

Por esto, es recomendable que uses las briquetas como ayuda para prender el carbón vegetal. Puedes usar tres partes de carbón y una parte de briquetas para que el fuego se encienda más rápido, pero sin el riesgo de que se llegue a quemar tu carne asada.

Otra opción es utilizar líquido de encendedor para generar una llama continua que encienda los carbones más rápido. Sin embargo, esta no es una opción que recomendamos porque puede llegar a ser peligroso. Evita usar cualquier otro tipo de combustible para encender el asador, porque estos generan una gran cantidad de gases tóxicos, y además, la llama puede salirse de tu control.

Recuerda solo colocar la carne y los vegetales sobre la parrilla solo cuando las brasas estén rojas, con una ligera capa gris. Si colocas la carne cuando las brasas aún no estén listas, los gases y olores del carbón se pasarán a la comida y arruinarán tu barbacoa.

Prende el carbón con servilletas y aceite

Si no tienes briquetas para ayudarte a encender el fuego, el aceite vegetal se convertirá en tu mejor aliado. El método más efectivo es hacer una pequeña montaña con el carbón, dejando un agujero en el medio, aquí colocarás una servilleta o papel de cocina empapada en aceite. Ahora solo deberás encender la servilleta usando un encendedor o un cerillo, y cuando se forme la llama, tapa el agujero con otro trozo de carbón.

Dentro del montículo se acumulará el humo y el calor, haciendo que los carbones enciendan rápidamente. Deja la llama arder por unos 10 minutos y luego esparce las brasas por el asador. Si quieres que este método funcione aún más rápido, puedes esparcir un poco de azúcar en la servilleta empapada, así el fuego se mantendrá encendido por más tiempo.

En caso de que no tengas servilletas, el papel periódico puede hacer maravillas. Enróllalo o corta trozos pequeños y espárcelos por el carbón con un poco de aceite y azúcar y podrás prender el asador como un experto.

Usa una secadora de cabello

Si estás en casa o tienes una toma de corriente cerca, puedes ayudarte con una secadora de cabello para encender el asador. Como el fuego necesita aire para mantenerse encendido, la secadora será una idea estupenda para proveer una corriente de aire continua, y tendrás una llama más grande en segundos.

Para evitar inconvenientes, procura mantener la secadora a una distancia prudente del fuego; además, procura usar la función de aire frío. Si no tienes una secadora, puedes usar un abanico usando periódico, la tapa de algún envase o cualquier cosa que tengas a la mano que sirva para soplar aire.

Enciende el fuego de tu asador usando botanas

Aunque es un método menos convencional que los anteriores, puedes encender los carbones de tu asador usando botanas, en caso de que no puedas usar ninguno de los métodos anteriores. Las botanas como papas fritas, doritos, cheetos, tostitos y otros tienen una gran cantidad de grasas, por lo que son muy inflamables.

Haz un montículo con alguna botana que tengas a la mano siguiendo los mismos pasos que en el truco de la servilleta. Al encender la botana podrás ver como se forma una llama grande, que te ayudará a encender el carbón. Una vez que la flama esté encendida, espera unos 10 minutos a que se consuman todas las botanas y disminuya la cantidad de humo para esparcir las brasas en el asador y comenzar a hacer tu carnita asada.

Con estos trucos podrás encender tu asador como un experto. Una vez tengas las brasas rojas, coloca los cortes de carne y vegetales sobre la parrilla, y disfruta de una excelente carne asada con tus amigos o familia.

Carrito de compra
Scroll to Top