¡Extendimos los descuentos 48 horas! Hasta 60% + 9MSI + Envío Gratis*

Días
Horas
Minutos
Segundos

Hasta 50% + 9 MSI + Envío Gratis*

Los beneficios de tomar vino tinto para la salud

Todo amante del buen vino sabe que no hay mejor manera de cerrar el día que con una copa de su tinto favorito, pero quizás no sabías que el vino también tiene diversos beneficios para tu salud, siempre y cuando se beba con moderación.

A través de diferentes estudios se ha demostrado que el vino tiene propiedades beneficiosas para la regeneración celular y la protección contra ciertas enfermedades. A continuación, te mostraremos cuales beneficios tiene el vino en la salud y cómo puedes aprovechar cada una de sus propiedades.

¿Por qué el vino tinto es beneficioso para la salud?

Las propiedades del vino yacen en su ingrediente principal, las uvas, que contienen una gran cantidad de antioxidantes naturales. Los antioxidantes se pueden conseguir de forma natural en diversas frutas, verduras y hierbas, su función principal es reducir el estrés oxidativo, una reacción que se forma cuando la glucosa reacciona con el oxígeno, y libera toxinas al organismo.

Estas toxinas van, poco a poco, ralentizando los procesos de regeneración celular; y aunque el cuerpo tiene la capacidad de liberar por sí mismo las toxinas generadas por el estrés oxidativo, con la edad esta capacidad se va disminuyendo. El estrés oxidativo está relacionado con la aparición de células cancerígenas y enfermedades cardiacas.

Por esta razón es muy importante tener una dieta rica en alimentos con antioxidantes. Los frutos rojos y las uvas oscuras contienen una buena cantidad de un tipo de antioxidante llamado resveratrol y aunque, por supuesto, comer las frutas enteras será la mejor manera de obtener sus nutrientes, una ocasional copa de vino será una buena forma de reforzar su consumo.

Estos son algunos de los beneficios del vino tinto para la salud:

1. Cuida la salud cardiovascular

Algunos estudios sugieren que el vino tinto tiene la capacidad de prevenir las enfermedades cardiovasculares debido a que el resveratrol es un vasodilatador y evita la formación de coágulos en la sangre; además, es bueno para reducir los niveles de colesterol malo y limpia la grasa de las arterias.

2. Previene enfermedades degenerativas del cerebro

A través de la estimulación de las funciones cognitivas del cerebro, los antioxidantes presentes en el vino son capaces de prevenir la aparición de enfermedades degenerativas como el Parkinson y el Alzheimer.

3. Mantiene la salud de la piel y el cabello

Los antioxidantes retrasan el envejecimiento de las células del cuerpo, por lo que tu piel se verá más sana y tu cabello más fuerte y brillante. Tener una dieta alta en antioxidantes naturales es la mejor manera de mantener la elasticidad de la piel y lucir más joven.

4. Previene el cáncer

Aunque pueda ser muy atrevido afirmar que tomar vino tinto es una manera de prevenir la aparición del cáncer, ya que se trata de una bebida alcohólica, se ha comprobado que el resveratrol tiene la propiedad de prevenir la aparición de distintos canceres, como el cáncer de mama, el de pulmón y el de próstata, porque evita la proliferación de células cancerígenas.

También se le relaciona con la disminución de estrógeno en mujeres que están en la menopausia e incrementa el estrógeno, por lo que disminuye el riesgo de cáncer de mama y ovarios durante esta etapa de la vida.

Sin embargo, el alcohol presente en el vino anula parcialmente los efectos del antioxidante. Por eso, solo podemos decir que el vino es una bebida alcohólica más saludable que otras.

5. Ayuda a bajar de peso

Si estás haciendo una dieta para perder grasa, el vino tinto será una excelente adición, no solo porque tiene pocas calorías, sino porque ayuda a impedir la formación de células de grasa y a eliminar los tejidos adiposos. Los nutricionistas recomiendan tomar una copa de vino tinto al día para ayudar en los regímenes de pérdida de peso.

Además, tomar vino reduce la ansiedad por comer comidas calóricas y hará que te olvides un poco de que estás en un régimen alimenticio. Pero recuerda no tomar más de una copa al día para evitar efectos contraproducentes.

6. Reduce la ansiedad y depresión

La Universidad de California llevó a cabo un estudio en el que se confirmó que al tomar una copa de vino libera endorfinas, que nos ayudan a combatir la depresión y la ansiedad. El efecto relajante del vino también es ideal para ayudar a conciliar el sueño en personas con problemas de insomnio.

7. Previene las enfermedades de la vista

El vino reduce el riesgo de tener enfermedades en los ojos que pueden conducir a la pérdida parcial o completa de la visión. Esto debido a que los antioxidantes favorecen la circulación sanguínea y ayudan con la regeneración de las células en los globos oculares, previniendo enfermedades como glaucoma, cataratas, degeneración muscular y otras.

8. Reduce el riesgo de diabetes tipo 2

Los antioxidantes presentes en el vino tienen la capacidad de contribuir en la metabolización de la glucosa, por lo que reduce el riesgo de desarrollar esta enfermedad. También se ha demostrado que el vino es saludable para personas que ya tienen este tipo de diabetes, pero, si es tu caso, deberás consultar con tu médico y siempre beber con moderación.

9. Ayuda a aliviar dolores y sanar heridas

El resveratrol y otros antioxidantes ayudan con la desinflamación y dilatación de vasos sanguíneos, por lo que son ideales para aliviar todo tipo de dolores, mejorar los efectos de medicinas analgésicas, regenerar las células y mantener el flujo sanguíneo para que los tejidos afectados se sanen con mayor facilidad.

10. Mejora la digestión

El vino tiene la capacidad de mejorar la forma en la que digerimos los alimentos gracias a los polifenoles de las uvas, además de ser un excelente prebiótico para contribuir con la salud de los intestinos y la flora bacteriana. Tomar una copa de vino será el acompañamiento perfecto para digerir una comida pesada, o puedes tomarlo en cualquier momento del día para favorecer la absorción de nutrientes de los alimentos en el intestino.

11. Te permite tener una vida más prolongada

Al reducir el riesgo de todas las enfermedades que hemos mencionado y favorecer la regeneración celular, el consumo moderado de vino te permitirá tener una vida más larga y saludable. Pero, para poder disfrutar de todos estos beneficios será necesario llevar una dieta rica en vitaminas y minerales, hacer ejercicio constantemente y no sobrepasar la cantidad recomendada de alcohol.

¿Cuántas copas de vino es recomendable tomar?

Es muy importante destacar que los beneficios del vino solo se presentan cuando se consume una cantidad mínima, ya que tomar bebidas alcohólicas tiene muchos efectos contraproducentes para la salud, que anularían cualquier propiedad favorable de los antioxidantes. Por eso se recomienda solo una copa de vino de aproximadamente 150 mililitros al día.

Lo ideal para tener una vida saludable y evitar adicciones es tomar una copa de vino un máximo de 4 veces por semana. La moderación es la clave para disfrutar de todos los beneficios que esta bebida tiene para ti.

En relación a cuál es el mejor momento del día para disfrutar tu copa de vino, creemos que entre las 6 de la tarde y las 8 de la noche es ideal, ya que podrás aprovechar las propiedades relajantes del vino para dormir mejor. También se puede tomar el vino después de comer para ayudar con la digestión.

En conclusión, tomar un buen vino te ayudará a vivir una vida más saludable y feliz, siempre que su consumo sea moderado. En lugar de tomar más, opta por beber vinos de mejor calidad, que te ayudarán a obtener todos los beneficios naturales de las uvas y a disfrutar al máximo cada copa.

Carrito de compra
Scroll to Top