X

Visita También
Todo para ejercitarte en casa

Visita También
Todo para ejercitarte en casa

destacada 5 | ¿Qué tipo de gas debes elegir para tu hogar?

¿Qué tipo de gas debes elegir para tu hogar?

En casa podemos tener distintos electrodomésticos y artículos que utilicen gas como fuente de energía, siendo las cocinas, las estufas, y los boilers, los principales. A pesar del desarrollo tecnológico, muchas personas prefieren este tipo de combustible, ya que es más económico, eficiente, e inclusive más amigable con el medio ambiente. Como bien sabemos, existen distintos tipos de gases, y cada uno tiene características diferentes que modifican su eficiencia. Pero, ¿cómo sabemos cuál es el mejor? ¿Y cuál tipo de gas es mejor para ti?

Podría decirse que existen dos categorías de gases: el natural y los licuados, en los cuales encontramos el gas butano y el gas propano. Cada uno tiene usos y ventajas específicas que deben conocerse para identificar cuál es la mejor fuente de combustible para cada caso. Aunque el gas natural goza de gran popularidad, los licuados también son una excelente fuente de energía que generan grandes cantidades de calor. Veamos en detalle cada uno:

contenido 5 | ¿Qué tipo de gas debes elegir para tu hogar?

Tipos de gas 

Hablemos sobre los tipos de gases y sus características, las ventajas de cada uno, y cómo identificar cuál es el mejor para ti y tu familia. De esta forma, podrás decidir qué gas comprar respecto a la eficiencia y rendimiento que desees obtener. 

Gas natural

En el comienzo, el gas natural era el más complicado de extraer y transportar por ser muy inflamable. Sin embargo, con el desarrollo tecnológico, ahora el gas natural es el más utilizado de todos, y es el que se distribuye en las redes de la ciudad a través de gasoductos. Cuando el transporte del gas se hace muy complicado y costoso, lo convierten en líquido conocido como GNL, o gas natural líquido. De esta forma, el gas ocupa menos espacio y es más rentable movilizarlo. Una vez llega a la planta distribuidora, se transforma nuevamente a su estado gaseoso, y es despachado a las viviendas. 

Se le conoce como natural porque se produce gracias a la degradación de materia orgánica de forma subterránea, cerca de los yacimientos de petróleo. Está compuesto en su mayoría por metano, y tiene un alto nivel calórico. 

Conseguir gas natural es muy sencillo en la actualidad, especialmente porque la mayoría de los hogares ya vienen con una conexión directa a la red de la ciudad. Pero, también podemos encontrar distribuciones de gas natural en cilindros de alta presión, conocidos como GNC, o gas natural comprimido, que lo obtenemos al suscribirnos a una comercializadora. Al ser el más popular entre todos, existe una gran oferta en el mercado, lo que permite adquirirlo a un precio muy accesible. 

El gas natural puede ser utilizado para cocinar, también para obtener agua caliente en el boiler o calentar nuestros hogares con ayuda de la calefacción, ya que su capacidad calórica funciona bien para todos los electrodomésticos. Además, es la fuente de energía más limpia y amigable con la atmósfera, a excepción de las energías renovables. Cuando se consume, produce emisiones de gases metano, pero es una cantidad muy pequeña. 

Gas propano 

El gas propano es un gas licuado o GLP (gas licuado del petróleo), es decir, que se obtiene durante los procesos de refinación del petróleo crudo y el del gas natural. Este es mayormente utilizado en viviendas rurales que no tienen acceso a las tuberías de gas natural y tiene una mayor capacidad calórica comparado con el natural. También podemos encontrar una versión líquida envasada en pequeños cilindros, los cuales suelen utilizarse en cocinas de camping. 

Para obtener gas propano, podemos adquirir cilindros que van desde 11 kg hasta los 35 kg. También existe la opción de comprarlo a granel cuando se requieren grandes cantidades, pero se requiere de una cisterna para almacenamiento. Y, por último, tenemos la opción de conectarnos a una red central de GLP que se encuentre cerca de la zona.

Entre las ventajas del gas propano tenemos que su rendimiento y capacidad es muy alto, especialmente si necesitas que abarque toda la vivienda con, por ejemplo, la calefacción; y, soporta muy bajas temperaturas, por lo que la instalación puede estar en el exterior sin problemas. Aunque su costo es más elevado debido a que la oferta es menor, es la mejor opción para las casas que no tienen acceso directo a gas. 

Gas butano

El gas butano también es un gas licuado, o GLP, que se obtiene a partir del procesamiento del petróleo crudo. Este ha aumentado su popularidad en los últimos años debido a su gran rendimiento, especialmente como combustible de los calentadores de agua y la calefacción. También es el gas que encontramos en los encendedores y las cocinas portátiles. 

El gas butano lo podemos conseguir en cilindros, generalmente marcados de color naranja. En términos de costo, es más elevado que el gas natural, pero relativamente más económico que el propano. Este es el gas ideal para colocarlo en un artefacto en específico, como la calefacción, la estufa, el boiler, parrillas, etc., y es muy fácil de transportar. Sin embargo, es importante saber que este gas es recomendado para usarlo en interior, ya que se evapora fácilmente con una temperatura mayor a los 2ºC. 

¿Cómo saber qué gas elegir? 

Es normal que dudemos sobre los tipos de combustibles a utilizar en nuestro hogar, pero una vez que conocemos las características de cada uno y su uso común, ya sabemos qué elegir. 

En caso de que en tu casa exista una conexión directa a la red de gas natural de la ciudad, esta será la mejor opción. La instalación ya está hecha; el costo es menor, y esto representa un mayor ahorro; y, tendrás la seguridad de que podrás conseguirlo fácilmente, ya que es el de mayor consumo. En caso de que tu instalación no esté hecha y desees conectarte, puedes consultar con una empresa distribuidora y ellos se encargarán de realizarla.

Si no cuentas con la instalación o simplemente prefieres utilizar cilindros, entonces dependerá para qué artefacto lo necesites. Para la cocina, el gas natural va muy bien. En cambio, para la calefacción y el boiler de agua, el rendimiento del gas butano es mejor. Aunque ambos gases pueden ser utilizados en todos los electrodomésticos, este arreglo te asegura un mejor rendimiento de cada cosa. 

Si tu casa se encuentra lejos de la red de gas natural, entonces la mejor recomendación es adquirir gas propano. Su alta capacidad calórica te ayudará a mantener todos los electrodomésticos andando sin falta alguna y rendirá por mucho más tiempo. Además, la instalación puede estar en el exterior de ser necesario. De ser una zona muy remota, lo mejor será conseguir el gas envasado. Pero, de haber otras casas alrededor, es probable que exista una central de GLP cerca a la cual podrás conectarte. 

Con estos consejos estamos seguros de que podrás elegir el mejor tipo de gas en cada caso, y que obtendrás el mejor rendimiento en todos tus electrodomésticos.

Carrito de compra
Scroll to Top