X

Visita También
Todo para ejercitarte en casa

Visita También
Todo para ejercitarte en casa

5 consejos para extender la vida de tu boiler

La vida útil del boiler que tenemos en casa es en promedio de 15 años, sin embargo si le das un mantenimiento oportuno, puede durar aún más. Más allá de las revisiones que periódicamente debe realizar un técnico experto, es posible implementar algunas pequeñas medidas que te permitan alargar la vida de tu boiler.

Para alargar la vida útil de tu calentador es indispensable mantenerlo monitoreado, ¿a qué nos referimos con ésto? Bueno, se debe revisar siempre que no tenga fugas de agua y/o gas.

Esto además de ahorrarte dinero en el pago de servicios mejorará la vida útil de este sistema de calefacción. A continuación queremos presentarles algunos consejos básicos:

1- Cuidado con las fugas de agua o gas .

El mantenimiento de tu boiler también incluye una revisión periódica del sistema, para verificar que no haya fugas de agua. Por lo general, cuando tu calentador gotea significa que su vida útil se está viendo comprometida y es el momento de solicitar asistencia técnica.

Del mismo modo, es bueno comprobar que no haya fugas de gas: si huele a gas cerca del calentador, deberás contactar a un técnico de inmediato para realizar una revisión de la instalación y que haga el servicio correspondiente.

2- Revisa la presión del agua

Presta atención a la presión del agua , ya que puede ser un indicador de un mal funcionamiento de los calentadores.

De hecho, si el agua no circula correctamente, los radiadores no se calentarán correctamente, sin mencionar que tu boiler no funcionará de la mejor manera. Por lo tanto, es necesario la comprobación periódica del quemador y otras piezas que tienen que ver con la presión del agua y el funcionamiento del boiler.

3- Limpieza de los calentadores de agua

Es indispensable mantener limpios los calentadores y libres de sedimentos, barro, arena y sustancias ferrosas. De hecho, los depósitos calcáreos y las impurezas pueden crear fricciones en el funcionamiento del calentador de agua, llegando a bloquear la bomba y arruinando así su calidad de vida.

Por tanto, para evitar que esto suceda, es recomendable realizar limpiezas periódicas de tu calentador con productos adecuados; en el caso que las condiciones propias del agua que recibe tu servicio tenga una dureza importante, la instalación de un descalcificador también podría ser una buena solución.

Del mismo modo, la instalación de un filtro-separador de suciedad en el sistema puede ayudar a evitar que el barro, la arena y elementos que pueden causar corrosión dañen gravemente el boiler y, en particular, el termostato o alguna válvula importante del mecanismo.

En Avera siempre te ayudaremos a prevenir cualquier tipo de contratiempo en tu hogar dándote opciones de compra que ayuden a mejorar el uso de tus electrodomésticos y potencializando sus beneficios.

4- Revisión de válvulas

Y justamente hablando de válvulas, es importante hacer una revisión de las válvulas utilizadas para abrir o cerrar las tuberías del sistema de agua. Estas deben remplazarse periódicamente para evitar oxidaciones, incrustaciones o depósitos de impurezas dentro del calentador.

5- Conexiones

Conectar tu calentador de agua con una termorregulación adecuada, es esencial para permitir que el sistema funcione en modulación de temperatura y no estresar los componentes de encendidos y apagados para obtener el agua caliente dentro de nuevo hogar.

En este sentido, es mejor establecer una temperatura constante durante el día en lugar de tener variaciones de temperatura durante las diversas franjas horarias si es que no vas a utilizar el calentador.

Recuerda que las bajas temperaturas o el mal tiempo pueden dañar el tanque prematuramente al funcionar todo el día tratando de mantener el agua caliente.

¿Cuándo deberías cambiar tu calentador?

El objetivo de éste artículo es darte tips para extender lo más posible la vida útil del boiler pero, ¿te encuentras en la disyuntiva que cambiar o no tu equipo? Esta información te será de mucha utilidad, pon atención.

Son 5 cosas específicas que puedes verificar para saber si es tiempo de reemplazar tu calentador de agua.

1 Tamaño del boiler

Las familias crecen o también disminuyen en el número de habitantes dentro de una casa; por ende el número de duchas por día, va a sufrir variaciones y uno de los consejos más importantes es tener un tamaño de boiler adecuado.

Las bañeras necesitan mucha agua caliente, entonces el tamaño del boiler debe adaptarse a la necesidad que tenga. 

El tamaño recomendado si tienes bañera, es de 300 litros para tener la suficiente agua caliente, una buena inversión para mayor eficacia.

Si tienes un boiler demasiado pequeño para el consumo familiar, es una buena idea cambiar a un calentador de agua más grande.

2 Mal aislamiento

El aislamiento adecuado del boiler es importante. Hay varios productos para elegir que te ayudarán a aislar correctamente como la espuma y lana mineral. De estos, la espuma es claramente el material ganador de aislamiento. 

Una caldera de 200 litros, con aislamiento de espuma ahorrará hasta 500 kWh por año en comparación con una caldera que está aislada de forma tradicional.

Si tu calentador de agua se calienta por fuera, es una señal de que la pérdida de calor es grande y que la factura de la luz te llegará muy alta. Será tiempo de cambiarlo.

3 Agua tibia

Si experimentas que el agua caliente ya no sale como antes, y más bien es tibia la que sientes todo el tiempo, es señal de que las cosas están fallando y deberías comprobar la eficacia de los sistemas. 

Para evitar bacterias dañinas como la legionela, es importante que el boiler pueda hacer su trabajo correctamente.

4 Óxido y fugas

Si hay óxido visible en el tanque, debes prestar especial atención ya que existe el riesgo de que el tanque tenga fugas, además que el óxido a menudo se propaga a las conexiones o cables, y esto en sí mismo puede ser inflamable en caso de cortocircuitos o fugas de gas natural.

Las fugas en el boiler también son una gran advertencia de que se deben tomar medidas y cambiar lo antes posibles los calentadores de agua viejos, recuerda que siempre será una buena inversión y la mejor forma de economizar.

5 El boiler parece viejo

Si tienes un modelo antiguo y te has dado cuenta que el mantenimiento que le realizas no es suficiente, entonces recomendamos ver modelos nuevos para la compra y mejorar la eficiencia del mismo. Los equipos antiguos tienen una función mucho menos eficiente que además de afectar el medio ambiente por los procesos de combustión, no representa ningún ahorro para los hogares.

Consejos para cuidar el termo eléctrico 

Si tienes un termo eléctrico,  revisa que su contenido de agua tenga siempre una cierta presión, de tal suerte que se caliente cuando el termostato marque la temperatura que se desea.

Si no lo estas utilizando recomendamos ampliamente que sea desconectado para que haya ahorro de energía eléctrica y que no haya averías sobre todo con el termostato del boiler eléctrico

Recomendamos que para una mayor eficiencia, verifiques que no esté siempre con la temperatura máxima, los boilers pueden tener averías y descomposturas en los quemadores si la calefacción siempre está a su máxima capacidad, puede sobrevenir un calentamiento que dañe tu aparato electrodoméstico.

Finalmente aconsejamos que realices todos los servicios de mantenimiento al menos una vez al año para que un profesional pueda identificar el tipo de problema que pudiera presentar tu termo eléctrico o boiler antes de que éste se presente.

Estos consejos que te hemos dado seguramente te dieron una visión detallada del uso que deberías dar a uno de los electrodomésticos más importantes de la casa: tu boiler. No importa el tipo que tengas, todos siguen el mismo principio de uso y la forma de cuidarlos. Disfruta de los beneficios de tener un boiler en perfecto estado.

Carrito de compra
Scroll to Top