X

Visita También
Todo para ejercitarte en casa

Visita También
Todo para ejercitarte en casa

Todo lo que necesitas saber sobre los baños de contraste

Un baño de contraste, también llamado terapia de inmersión en frío / calor, es un procedimiento para tratar el dolor, la hinchazón y la inflamación en las articulaciones y los músculos de una persona. 

Es útil para tratar lesiones articulares, como esguinces leves, y también puede aliviar los síntomas de enfermedades crónicas como el síndrome del túnel carpiano. 

Algunos atletas lo usan para acelerar la recuperación y cuidado del cuerpo después del ejercicio, pues implica sumergir la articulación en agua fría y caliente alternando los tiempos, lo que ayuda a aumentar el flujo sanguíneo de cada zona.

¿Cómo se hacen los baños de contraste?

Esta terapia y su aplicación causa entumecimiento en las articulaciones o músculos y aumenta la elasticidad de los ligamentos, dando a la persona un mayor rango de movimiento y efectos sumamente positivos.

El agua caliente provoca vasodilatación, que es el ensanchamiento de los vasos sanguíneos, mientras que el agua fría provoca vasoconstricción, que es cuando los vasos sanguíneos se contraen. 

Esta técnica de baños alterna los dos procesos para crear una acción de bombeo en el área que recibe el tratamiento. 

Es esta acción de bombeo la que aumenta el flujo sanguíneo y ayuda a drenar el exceso de líquido de una articulación o músculo inflamado, un proceso de rehabilitación muy eficaz sobre todo cuando hablamos de extremidades del cuerpo.

Objetivos del tratamiento con baños de contraste

Los beneficios de esta terapia de agua fría y agua caliente son evidentes en la mejora de un cuerpo que ha sufrido lesiones; si el médico lo recomienda es importante utilizar los baños de contraste para tratar algún tipo de lesión.

Si hablamos de beneficios médicos lo más probable es que los objetivos del tratamiento incluyan mejoría en:

  • Aliviar el dolor si hay presencia de fractura o rigidez
  • Reducir la hinchazón (esto porque la alternancia de agua fría y agua caliente ayuda a la vasodilatación y la vasoconstricción)
  • Mejorar la movilidad de cualquiera de las extremidades en combinación con su respectiva la respectiva fisioterapia

Siempre debes asegurarte de preguntar al fisioterapeuta sobre los objetivos específicos que se deberían lograr con este tipo de baños, así como la temperatura ideal con la que la persona debe tener contacto para tener los beneficios adecuados.

Pero no solo es una aplicación para personas dedicadas al deporte o que tengan alguna enfermedad; de esa información hablaremos más adelante.

¿Cuáles son las lesiones comunes que pueden ser tratadas con la terapia frío y calor?

Las lesiones que se benefician de este tratamiento son aquellas que causan hinchazón y dolor alrededor de los tejidos blandos y las articulaciones del cuerpo. 

Estas afectaciones en la salud incluyen, entre otras:

  • Fracturas de tobillo, hombro, pie, mano y pierna.
  • Esguince ocasionado por ejercicios bruscos
  • Fascitis plantar que suele causar dolor agudo en talón o tobillo
  • Tendinitis de Aquiles frecuente en personas que practican deportes como maratón, running.
  • Inflamación en una zona de tejidos blandos
  • Artritis de manos y dedos.

¿Cómo hacer los contrastes frío y calor?

Para realizar baños de contraste, se necesitan dos bañeras de hidromasaje preferentemente. Una tina debe llenarse con agua caliente y una tina con agua fría. La tina de agua caliente debe estar entre 36 y 46 grados centígrados y la tina con agua fría debe estar entre 10 y 15 grados centígrados.

Para mayor comodidad en el proceso, es recomendable tener un boiler de paso, pues con éste tendrás agua caliente en el momento preciso sin esperar a que aumente la temperatura de todo un tanque completo, un proceso que facilitará las terapias de aplicación.

Si tu terapia de rehabilitación la harás en casa, seguramente no tendrás dos bañeras de hidromasaje, pero no te preocupes que siempre habrá una solución; con una bañera tradicional es suficiente y además puedes ayudarte de una cubeta. 

Por lo general, la bañera se llena con agua caliente y el balde se llena con agua fría y hielo, pero recuerda que esto es solo información guía y tu puedes realizar la aplicación como consideres que te resulta más cómodo.

¿Cuanto tiempo se realiza la aplicación?

Después de que tienes la certeza de que tienes la temperatura correcta en cada recipiente, vas a colocar la extremidad con lesión o inflamación primero en el recipiente con la temperatura más alta y después en la bañera con agua más fría por periodos de 3 a 4 minutos en lo caliente y 1 minuto en lo frío.

Es importante que no obvies esta información para un correcto manejo de la zona. La secuencia anterior se repite durante 20-30 minutos para cada una de las extremidades, de esa manera habrá una efectiva vasodilatación y vaso constricción después de realizar tus ejercicios sobre todo.

¿Cómo funciona la terapia de contraste?

Te estarás preguntado ¿por qué este tipo de rehabilitación es buena para la salud?¿Es cierto que mejora la circulación sanguínea y la calidad de vida?

La teoría detrás del uso de baños de contraste en fisioterapia es que la rápida transición de caliente a frío ayuda a abrir y cerrar rápidamente los pequeños capilares del cuerpo lo que genera una vasoconstricción.

La rápida apertura y cierre de las arterias cerca del sitio de la lesión crea acción de bombeo lo que beneficia la circulación y aporta muchos beneficios a las lesiones ayudando a reducir la hinchazón y la inflamación alrededor del área lesionada, que combinada con un buen masaje se puede lograr mejor movilidad.

Pero mencionamos anteriormente que la información médica respalda también artículos que recomiendan el uso de los baños como un método para mejorar la belleza y salud en general.

Ducha de contraste como alternativa de belleza

Si bien es cierto que estas duchas son importantes para aliviar alguna patología y mejorar la salud, es real que ésta información puede ampliarse a un sentido más estético.

No solo servirá para una rehabilitación o disminución del dolor, también sus beneficios se expanden al área de la belleza corporal.

Ésta ducha combinando temperaturas, es la forma más sencilla y eficaz de vigorizar nuestro cuerpo y fortalecer nuestro sistema inmunológico pues al activar la circulación sanguínea inicia un proceso de mejora continua integral. Veamos algunos ejemplos:

  1. -Tonifica nuestro cuerpo
  2. -Restaura la resistencia
  3. -Activa todos los procesos biológicos de nuestro organismo.
  4. – Mejora el metabolismo
  5. – Purifica y reactiva la circulación.
  6. – Purifica nuestro cuerpo
  7. – Realiza una estimulación del sistema nervioso.
  8. – Incluso hay artículos que mencionan que aumenta la masa muscular

Otros beneficios estéticos

Se recomienda utilizar los baños para mejorar el aspecto de la piel, muy útil contra la celulitis que si bien no la elimina en su totalidad, ayuda a su reducción.

Hay artículos médicos que señalan que en personas con sobrepeso, el método muestra su increíble efectividad para acelerar el metabolismo, aunque los resultados no se manifiestan de inmediato.

Cada uno de estos procedimientos no solo ayuda a restaurar la belleza de la piel, sino que también mejora el estado del sistema cardiovascular, restaura el vigor y la energía al renovar la circulación y combate la somnolencia.

Con estos baños ¡dile adiós a la flojera y reanimate! Estamos seguros que más allá de de todo el respaldo científico que te garantiza resultados óptimos, con esta ducha te vas a sentir con más ánimo si la incluyes en tu vida diaria.

La hora perfecta de la ducha

Es mejor tomar este tipo de ducha después del ejercitarte; una vez que la has terminado, viene bien frotar la piel con una toalla para aumentar la circulación sanguínea.

Lo harás extremidad por extremidad, y después en la zona media del tronco; recuerda que la combinación con masajes potencializa la efectividad y los beneficios.

Por supuesto, esta actividad no es una panacea para afectaciones severas como la celulitis excesiva y la inmunidad debilitada. No debemos olvidar que es un trabajo en conjunto con otras disciplinas.

Sin embargo vale la pena incorporarlo a tus hábitos diarios para que la salud y el vigor nunca te abandonen.

Si necesitas corroborar esta información con un médico recomendamos que lo hagas para mayor seguridad en tu salud.

Riesgos de los contrastes durante la terapia o la ducha

Existen muy pocos riesgos asociados con la realización de estos baños, pero como todo, siempre hay que tener cuidado al momento de hacerlos; si el agua está demasiado caliente, las quemaduras en la piel podrían ser un riesgo, lo mismo si el agua es demasiado fría podría haber un daño en tejidos. 

Para una ducha, es mejor que las personas con enfermedades del corazón y afectaciones en los vasos sanguíneos, o que parezca problemas de salud relacionados con la presión, riñones o diabetes no realicen tales procedimientos sin el consejo de un doctor que monitoree la circulación sanguínea.

Sin embargo, para aquellos que no tienen contraindicaciones lo principal es no congelarse durante la ducha y no comenzar inmediatamente con caídas bruscas de temperatura.

Es por eso que recomendamos que el agua que utiliza para los baños de contraste se encuentre a la temperatura correcta para reducir estos riesgos y para ello considera la opción de tener un boiler de paso.

En conclusión

No importa el uso que le des a estos bañosbde contraste, si es para aminorar alguna dolencia o simplemente para mejorar tu salud de manera integral, lo importante es que te des la oportunidad de experimentar con ellos.

En un principio podría parecer un poco difícil e incómodo pero es un hábito que con disciplina, incluso aporta beneficios a la salud mental de cada individuo.

Recuerda que lo importante es dar el primer paso y una vez logrado podrás mirar los resultados beneficiosos a largo plazo.

Carrito de compra
Scroll to Top