¡Extendimos los descuentos 48 horas! Hasta 60% + 9MSI + Envío Gratis*

Días
Horas
Minutos
Segundos

Hasta 50% + 9 MSI + Envío Gratis*

fruta deshidrata | Como deshidratar frutas en horno electrico

Como deshidratar frutas en horno electrico

La deshidratación es una de las formas más sanas y suaves de cocinar sin recurrir a altas temperaturas -por debajo de los 47 ºC- y por tanto sin destruir enzimas y vitaminas. Según los defensores de la dieta crudivegana, el 70 % de frutas y verduras deben comerse crudos o “cocidos” de esta manera para preservar los nutrientes.

También sirve para conservar todo tipo de fruta de temporada, para que puedan ser consumidas como snack hasta final de año. En la información que te presentamos, conocerás cómo deshidratar frutas y verduras en el horno eléctrico, usando el método más eficiente que puedes hacer desde casa,

En los alimentos deshidratados se concentran los nutrientes, por lo que se vuelven productos súper nutritivos e ideales para snacks entre comidas o para excursiones y recuperación de energía si eres atleta.

Cómo deshidratar frutas en casa para lograr mejores resultados

Probablemente hayas notado que los alimentos y fruta deshidratados son especialmente caros. La buena noticia es que puedes hacerlos tú mismo en casa usando un deshidratador o bien tu horno eléctrico.

Hay deshidratadores para el hogar que funcionan con electricidad, y si los usas a menudo podrían ser una buena opción pero lo cierto es que no son baratos.

Para deshidratar una pequeña cantidad de comida o hacerlo de vez en cuando, puedes arreglarte con tu horno eléctrico y acá te daremos una idea de como lograr este nutritivo alimento.

Cómo utilizar los hornos para deshidratar verduras y frutas

Las estufas convencionales no están preparadas para mantener la temperatura deseada para una fácil deshidratación, que ronda los 40°C, pero esta temperatura se puede lograr con tu horno eléctrico usando la temperatura más baja de manera constante.

Debes de tener esa temperatura mínima para controlar la temperatura; recuerda que basta con poner el termostato al mínimo, y cuando alcance los 45 grados, introducir la bandeja de frutas y verdura que iniciarán con el proceso de deshidratación y dejar la puerta abierta de tu horno.

Puedes evitar que la puerta se cierre usando con una cuchara de madera. De esta forma el proceso de deshidratación dará inicio y la humedad irá desapareciendo poco a poco.

Al dejar la puerta del horno entreabierta ayudamos al proceso de deshidratado a controlar la temperatura, pero sobre todo permite que escape el vapor de agua. En cuanto a la temperatura, el horno debe apagarse solo cuando la temperatura se acerque a 48 y encenderse cuando se acerque a 40.

¿Qué temperatura no debería alcanzar tu horno?

Cabe señalar que en la producción industrial de alimentos deshidratados se alcanzan temperaturas de 55 a 70 ºC. A esta temperatura se destruyen más vitaminas y enzimas, pero el proceso es mucho más rápido. En casa, puedes evaluar si puedes permitirte esperar o no.

Si hay un ventilador en el horno, el secado será más rápido. Gracias al flujo constante de aire, las frutas pequeñas o las rodajas finas de verduras estarán listas en pocas horas.

Cocinar en un horno eléctrico no es barato, pero la deshidratación no es cara. Se estima que el consumo eléctrico por hora no afecta demasiado a las cuentas por pagar de cada mes.

Ventajas de comer frutas deshidratadas.

Como mencionamos anteriormente, esta es la opción perfecta para una merienda saludable. Veamos qué propiedades aportan directamente en nuestra dieta:

  • Aporte energético: con pocos gramos de fruta deshidratada, ingresamos unos 70 kcal. Esto es porque existe una concentración alta de azúcares en ellos. Las frutas con mayor cantidad de energía son las uvas y las pasas. Son productos muy recomendables para compensar la parte del día dedicada a nuestras tareas diarias. Especialmente indicado para niños, mujeres embarazadas, estudiantes y personas que practican deporte. Ten en cuenta que este es un producto que debe comerse en cantidades razonables.
  • Gran cantidad de oligoelementos: este tipo de fruta contiene una gran cantidad de oligoelementos, entre los que tenemos potasio, calcio, hierro, magnesio, provitaminas A y E, vitaminas B1, B2, B3. Todos ellos son microelementos que están de 3-5 veces más concentrados en las frutas deshidratadas que en las frescas.
  • Aportan saciedad: Aunque parece extraño, también sirven para dietas de adelgazamiento porque tienen un alto nivel de saciedad, peso usándolas con moderación.
  • Altos niveles de fibra:  normalmente, los frutos secos contienen más fibra que su versión fresca. Las fibras son las mejores amigas del sistema digestivo, contribuyendo a su buen funcionamiento y asegurando una mayor sensación de saciedad al consumirlas. Además de estos beneficios, también ayudan a prevenir la obesidad, enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer.
  • Antioxidantes:  Algunas frutas secas, como los dátiles y los higos, son excelentes fuentes de antioxidantes. Los polifenoles vegetales (uno de los antioxidantes), por ejemplo, se utilizan para combatir enfermedades del corazón, cáncer, osteoporosis, diabetes y enfermedades neurodegenerativas.
  • Bajo contenido de grasa:  Las frutas secas tienen muy poca o ninguna grasa. Sin embargo, contiene una mayor cantidad de calorías, por lo que es una fuente de energía rápida y natural y una forma saludable de aumentar de peso.

Como preparar dulces a partir de frutos deshidratados

Si no tienes idea idea clara de como usar las frutas deshidratadas, una buena idea en la cocina es hacer recetas de dulces a partir ellas, nutritivos y deliciosos. ¿Qué pasos deberías seguir para lograrlo? te lo decimos a en el siguiente contenido.

  1. Lava bien la fruta seca para eliminar los residuos del procesamiento.
  2. Retira las semillas de la fruta seca.
  3. Pica nueces. Si lo deseas, puedes moler las frutas deshidratadas.
  4. Pasa las frutas y las nueces por una picadora de carne o tritúralas en una licuadora.
  5. Si es necesario, agrega miel y/o jugo de limón.
  6. Forma pequeñas bolitas y pásalos por virutas de coco.
  7. Finalmente refrigera hasta que tenga una buena consistencia

3 Recetas de dulces caseros a base de frutas deshidratadas, nueces, miel y semillas.

Receta №1

Ingredientes:

  • 70-80 g de dátiles, ciruelas pasas, pasas y duraznos deshidratados;
  • 50 g de cualquier nuez;
  • 50 g de harina de avena;
  • 4-5 cucharadas copos de coco, cacao en polvo o virutas de almendra;
  • 1 cucharada de jugo de limón.

Preparación: picamos la avena y las hojuelas de coco, agregamos las nueces. Pasamos los frutos secos por una picadora y mezclamos todo, se debe formar una masa homogénea. Agrega jugo de limón, mezcla, y forma una especia de trufa. Puedes poner una nuez (por ejemplo, avellanas) dentro. Espolvorea con cacao en polvo, copos de coco o almendras.

Receta №2

Ingredientes:

  • Un puñado de tus frutas deshidratadas favoritas: dátiles, higos, duraznos secos, pasas, ciruelas pasas;
  • Media taza de nueces;
  • Un poco de hojuelas de maíz triturados

Preparación: corta los frutos secos y nueces, pásalos por una picadora de carne. Mezcla bien, forma los caramelos y cúbrelos en hojuelas de maíz.

Receta №3

Ingredientes:

  • Un puñado de tus frutos secos favoritos;
  • Medio plátano;
  • 1/4 taza de nueces;
  • 3 cucharadas avena;
  • 1 cucharada de semillas de linaza.

Preparación: picamos las frutas secas, avena, nueces y semillas. Tritura el plátano a manera de un puré. Mezcla todo. Haz bolitas y disfruta de su sabor.

Consejos útiles para deshidratar frutas

  • No intentes con frutas tan jugosas que gotean como la sandía; prefiere opciones como manzanas, pera, fresas, ciruelas, durazno, kiwi.
  • Cada tipo de fruta se seca por separado, porque cada una de ellas tiene su propio ritmo.
  • No utilices la deshidratación como una forma de utilizar frutas con demasiada oxidación o maduración.
  • Puedes deshidratar también plantas aromáticas.
  • Es recomendable hacer cortes de frutas y verduras grandes en rodaja o trozos del mismo tamaño. El grosor más adecuado es de 0,5 a 1 cm.
  • Las frutas o verduras muy jugosas, como los tomates, deben secarse con papel antes de secarse.
  • Pon las piezas separadas, no encimadas una de otra.
  • Una vez que la comida esté seca, guárdala en un frasco de vidrio con tapa de rosca.
Carrito de compra
Scroll to Top