Ir a contenido

Amantes de la cocina, ¡esta entrada es para ustedes!

Hoy vamos a hablar sobre las diferencias entre las parrillas de cocina convencionales de gas y las parrillas de inducción.

Comencemos hablando sobre las parrillas de gas. Este tipo de parrillas son muy populares por su facilidad de uso y su versatilidad. Las parrillas de gas funcionan mediante la combustión del gas, lo que permite calentar rápidamente la superficie de la parrilla y cocinar los alimentos de manera uniforme. Además, la mayoría de las parrillas de gas cuentan con quemadores individuales, lo que significa que puedes controlar la temperatura de cada zona de la parrilla de manera independiente. Esto resulta muy útil para preparar distintos alimentos al mismo tiempo.

Por otro lado, las parrillas de inducción utilizan un campo electromagnético para calentar la superficie de la parrilla. Esto significa que la parrilla de inducción es más eficiente energéticamente, ya que no pierde calor por la parte inferior o los lados. Además, las parrillas de inducción son más seguras, ya que no hay una llama abierta y no hay posibilidad de fuga de gas.

Otra ventaja de las parrillas de inducción es que son muy fáciles de limpiar, ya que la superficie no se calienta tanto como en una parrilla de gas. Además, suelen ser más económicas en el mercado.

Si estás buscando una parrilla que sea fácil de usar y versátil, una parrilla de gas puede ser la opción adecuada para ti. En Avera tenemos parrillas de gas de 2 hasta 6 quemadores, hechas de acero inoxidable y de vidrio templado. Le darán a tu cocina un aspecto muy lindo y moderno.

Si estás buscando una parrilla distinta, las de inducción son una buena opción. En Avera, contamos con parrillas de inducción para que puedas elegir la que mejor se adapte a tus necesidades. ¡Encuentra la parrilla perfecta para ti en nuestro sitio web!

Artículo anterior ¿Cómo ahorrar gas en casa?